Inclusión, no Teletón

Inclusión, no Teletón

La opinión de los/las lectores/as y colaboradores/as es personal y no compromete necesariamente la opinión de Sentiido ni de institución alguna.
Publicado en

Un lector de Sentiido que se reconoce como hombre homosexual con discapacidad visual cuenta por qué participó en una marcha que pidió no más Teletón y sí más inclusión.

Por: William Andrés Silva.

Criticas a Teletón
Imagen de la marcha contra Teletón que tuvo lugar en Bogotá el 24 de febrero, dos días antes de que este evento se llevara a cabo. Fotos: cortesía William Andrés Silva.

Hubo bloqueos, pancartas y gente indignada movilizándose. “Dignidad, inclusión, no más Teletón” y “¿qué queremos? ¡Dignidad! ¿Y qué nos dan? Teletón y barreras por montón”, fueron dos de las arengas que se escucharon en las carreras décima y séptima y calles 19 y 26 en pleno centro de Bogotá.

Los que no se vieron en la marcha que tuvo lugar el 24 de febrero fueron medios masivos de comunicación dispuestos a informar que muchas personas en situación de discapacidad no quieren más Teletón.

Ese día, los medios no dijeron que esa propuesta de donar dinero por lástima, retrocede en lo poco que ha avanzado Colombia en cuanto a inclusión de personas con discapacidad. En ese sentido, asistí a una protesta muda, sin eco.

Muchas personas creen que donar algo de su dinero ayuda a otros, pero muchas veces este gesto se convierte en una manera de “lavarse las manos”, de decir “ya ayudÉ”.

Sin embargo, en su cotidianidad, esos donantes no tienen problema en parquear sus carros o motos donde sea, sin pensar que ese acto puede complicarle aún más la vida a quienes ya tienen que luchar contra bolardos, huecos y andenes irregulares.

Teletón 4

De igual manera las empresas donan millones para disminuir su carga tributaria, pero no contratan personas con discapacidad con un salario justo. Es casos como estos, aparece mucha gente “no tan buena” posando de incluyente.

No está bien que durante 24 horas un programa se valga de historias de vida, papás y cuidadores sollozando y despertando lástima, para que la gente done dinero.

La propuesta, más bien, es aportar con amor y no por pesar, para que las personas en situación de discapacidad ingresen a trabajos formales. Podemos hacer cosas más útiles que participar en un programa de mendicidad colectiva.

Tomemos partido y apoyemos con acciones reales. Exijamos que los recursos lleguen, de verdad, a las personas que los requieren.

Durante la protesta contra Teletón, me trepé o me travestí para, al mismo tiempo, luchar por los derechos sexuales de las poblaciones con discapacidad, visibilizar las libertades que tenemos para construir y disfrutar nuestra expresión de género.

Logré que mi bastón se viera sexy al lado de mi vestido. Busqué representar a aquellas personas que quieren pero que aún no pueden ser ni actuar como realmente lo sienten.

Para la próxima Teletón, puedes sumarte al HT #‎NoMasTeleton. Y por favor, no comamos entero: hay muchas luchas que los medios no muestran. Hay mucha ingenuidad e ignorancia aprovechada por astutos.

Enlaces relacionados: 

5 críticas a Teletón
“Necesitamos apagar juntos el mismo incendio”
Un mundo capaz de entender la diferencia
Soy raro
El día en que me puse en los zapatos de ellas

Comentarios

Comentarios

Powered by Facebook Comments