De paseo por la universidad

Por: Marco Rakower

Marco Rakower

Es un lunes soleado y aunque arranco con toda la energía, a veces pienso que estar en la universidad no es el plan más entretenido, escuchando a los amigos de las mujeres que se levantan o de cuál está más buena que la otra… Mis compañeras me cuentan algunos de sus problemas y me piden un consejo que finalmente nunca doy; considero que cada cual sabe lo que hace y no es necesario que alguien se lo diga.

Las relaciones con la mayoría de las personas en la universidad son fantásticas, mis calificaciones van bien, el deporte es genial. Mas cómo me gustaría poder echarle los perros a algún tipo chévere sin andar con el temor de una pelea o de un insulto. Las tardes de café con mis compañeros se vuelven de tonterías y risas, pero por momentos no siento que sea mi espacio.

Me encantaría de verdad decirle a uno de esos guapos: “¿Nos tomamos un café?” o simplemente ver en alguno que no sea el más afeminado una respuesta positiva y tener algo en común de qué hablar. Es probable que si le dijera eso a un tipo de la universidad que me parece atractivo, sería no sólo a él sino a todo su grupo de amigos a quienes tendría que decírselo. Es poco lo que se puede compartir cuando no se entiende la realidad de los demás; y aun más aunque a un hombre heterosexual le parezca atractivo otro sujeto, lo ultimo que haría sería decirlo.

Me invitan a celebraciones de cumpleaños y a reuniones de amigos: yo la verdad prefiero ir a mi casa y repasar mis momentos tranquilo. Tampoco la rumba es de mi gusto, quisiera que la gente gay estuviera más abierta a la conversación y no tapada por la moda y por otras máscaras.

No obstante no estoy con esto diciendo que mi vida es un infierno, todo lo contrario. Se goza mucho pero es como una isla extraña de la que disfruto del sol y de las bebidas pero estar en silencio es en realidad lo que más me gusta. Después del gimnasio, que resulta un tanto más entretenido, paso a clase y después llega el café, que está plagado de tipos muy guapos, de los que yo asumo alguno será gay. Pero son los maestros del camuflaje y los otros tan adornados no me resultan atractivos en lo más mínimo.

En fin, es tan sencillo y a veces tan difícil pensar que quisiera charlar con tipos en buen plan, hablar de cuál esta bueno y cuál no, con quién salí o con quiénes salieron mis amigos, sin el problema a que se sientan señalados o burlados.

Comentarios

Comentarios

Powered by Facebook Comments

  • Eduardo García

    Eso es lo que muchos quisieramos, que se pudieran abordar las cosas con tranquilidad y poder vivir ese tipo de momentos que resultan más valiosos que una rumba.

  • Uno mas

    Esa es el dia a dia de muchos todos los dias y es “normal” porque no podemos abordar temas que enserio nos gustaria tomar con gente con nuestros gustos en comun pero bueno en tanto toca aceptarlo

  • Alejandro

    mmm… no se, aun que comparto y te doy la razón en lo que dices, me parece que ves todo de una manera muy poco positiva… yo propondría buscar mas y mas formas de sentirse completamente bien en un espacio y créelo se puede, solo que nadie dijo que es fácil.

    La vida es bella aun que en ocasiones esa visión se opaque un poco. !Be happy & just try on!

  • Jos

    Es algo dificil, pues muchas veces eres juzgado.. bueno en mi caso a veces simplemente soy como una diversion para mi grupo de compañeros de universidad aunque tambien muchos me respetan y otros tantos les da mucha curiosidad conocer del tema, el comienzo es dificil por que no sabes con quien puedes dar, lo importante es que hay muchas personas que te entenderan y que sin importar del tipo de condicion sexual que tengas te pueden respetar y claro tambien hay otros que no lo van a hacer, solo es saber elegir las personas con quien compartir cosas de este tipo ya sean heterosexuales o LGBTI, siempre hay que buscar la mejor manera de sentirse bien no solo con sigo mismo si no tambien con el resto de las personas que te rodean en tu diario vivir .. Un abrazo

  • Jason

    Siempre sera difícil dar el primer paso en la universidad, lo importante es sentirse cómodo con uno mismo y tratar de elegir bien a los amigos, porque en mi caso personal cuando uno cuenta lo ue uno es, es cuando las personas toman la decisión de abrirse y acercarse a uno o cerrarse y terminar alejándose de uno, no digo que todos sean malos, pero muchas veces nos llevamos sorpresas y resultan siendo mejores las relaciones interpersonales con amigos heterosexuales que con los mismos de la comunidad…
    Lo importante es tener paciencia y muy buen ojo para elegir con quienes podemos compartir nuestros sentimientos y pensamientos mas sinceros siendo nosotros mismos sin tapujos :) Saludos