Inicio Expresiones Gana un libro de la editorial GatoMalo

Gana un libro de la editorial GatoMalo

Género, diversidad sexual y cambio social.

Para quienes disfrutan de los libros ilustrados, Sentiido y la editorial  GatoMalo abren una nueva temporada de concursos. Solo se necesita desplegar la creatividad que se dejó de usar durante el Mundial de fútbol.

En el primer concurso de esta temporada, presentamos tres imágenes del cuento “La Pelota” de Roberto Sánchez Cajicá. Para ganar un ejemplar de este título publicado por GatoMalo, es necesario crear un minicuento de máximo tres renglones basándose en las imágenes que aparecen a continuación.

La propuesta no debe estar necesariamente relacionada con la historia original de “La pelota”.

Hay plazo hasta el domingo 27 de julio a las 12 am (medianoche) para participar.

El minicuento se debe introducir en la sección de comentarios al final de esta entrada. No se recibirán propuestas por correo electrónico o mensajes privados por ninguna de las redes sociales de Sentiido o GatoMalo.

La persona ganadora será anunciada en esta misma entrada y contactada por Facebook, Twitter o correo electrónico la semana siguiente al cierre del concurso.

En caso de que la persona seleccionada no responda los mensajes de contacto en los tres días siguientes, el premio se le otorgará a quien haya quedado en el segundo lugar.

Para concursar se debe tener una dirección de correspondencia en Colombia, no estar vinculado a la Editorial GatoMalo ni a la Fundación Sentiido, ni haber ganado en concursos anteriores.

¡Recuerda darle “Me Gusta” a la Fan Page de Sentiido y de GatoMalo!

 

Concursos Sentiido y editorial GatoMalo

Concursos Sentiido y editorial GatoMalo

Concursos Sentiido y editorial GatoMalo

Actualización: Agosto 8 de 2014

La ganadora del concurso es Lorena Espinosa. ¡Felicitaciones!

Comentarios

Comentarios

Powered by Facebook Comments

  • Guest

    En mi cabeza rondaban aún las palabras serias y obstinadas de aquel hombre, pero entre aquellos ecos se intercalaban las risas y el viento de una tarde inolvidable.

  • Lorena Espinosa

    Perderle el rastro y ganar una reprimenda era poco comparado a la responsabilidad que ahora caía sobre su cabeza: había pateado una estrella.