Hombres ¿feministas?

Hombres ¿feministas?

Género, diversidad sexual y cambio social.
Publicado en

10 hombres hablaron con Sentiido sobre qué tan válido es que algunos se llamen feministas y cuál debería ser su rol en la lucha por la igualdad de género. También propusieron cómo darle un nuevo significado a la masculinidad.

Hombres feministasEn la clase de movimientos sociales de una universidad en Bogotá, la profesora menciona la frase “hombres feministas”. Sus estudiantes se ríen resistentes a creer que esas dos palabras funcionen juntas. Están convencidos de que la una no tiene nada que ver con la otra.

Hace unos días, la psicóloga y feminista Florence Thomas dijo en una entrevista en el portal La Silla Vacía que ningún hombre puede ser feminista, pero sí solidario. Como respuesta a esta afirmación, Catalina Ruiz-Navarro escribió en su columna en El Espectador que ella piensa que sí pueden serlo.

“Cualquiera, incluso un hombre cisgénero (persona con genitales masculinos que se ve y se identifica como hombre), puede ser feminista siempre y cuando esté dispuesto a desmantelar las discriminaciones y desigualdades en todos los aspectos de su vida”, señaló Ruiz-Navarro.

Como complemento a esta columna, su colega Estefanía Vela, escribió en el periódico mexicano El Universal, que la posibilidad de que los hombres sean feministas no es una discusión nueva.

“Es una constante dentro de las discusiones sobre feminismo que tiene que ver con el papel que juegan y, más importante aún, que pueden jugar los hombres en el desmantelamiento del sistema de género”, afirmó Vela.

El pasado 12 de mayo, Johanna Peters, consultora en comunicaciones, escribió en el periódico Portafolio: “A muchos hombres les parece importante que las mujeres estén presentes en igualdad de condiciones, tanto en lo laboral como en lo político, pero claramente no hay un sentido de urgencia en este tema”.

“Puede que sientan que el problema no es con ellos o que ya está resuelto porque ven mujeres trabajando y no se preguntan qué cargos ni qué salarios tienen”, Johanna Peters.

El feminismo, agregó Peters, sigue manteniendo una connotación negativa en la sociedad. “Adicionalmente, las mujeres estamos hablando entre nosotras y no con los hombres para que sean abanderados del feminismo”.

En el discurso que la actriz Emma Watson pronunció el 20 de septiembre de 2014 como embajadora de buena voluntad de ONU Mujeres, dijo: “¿Cómo podemos cambiar el mundo si sólo la mitad de éste se siente invitado o bienvenido a participar en la conversación?”

También es su problema

“Hombres: La igualdad de género también es su problema. He visto a jóvenes que padecen una enfermedad mental y no se atreven a pedir ayuda por temor a parecer menos ‘machos’. He visto hombres que se han vuelto frágiles e inseguros por un sentido distorsionado de lo que es el éxito masculino. Ellos también están atrapados por los estereotipos de género”, agregó Watson.

Teniendo en cuenta que el rol de los hombres en el feminismo cada vez exige un debate más profundo, Sentiido propone darles voz en esta discusión. ¿Pueden o no ser feministas? Y ¿cuál creen que es su papel en la lucha por la igualdad de género? Fueron dos de las preguntas que nos surgieron.

Elaboramos, entonces, una lista con 17 nombres de hombres de diferentes razas, ocupaciones, orientaciones sexuales, identidades de género, regiones y hasta países para contactar y entrevistar.

El único requisito era que, en alguna oportunidad, se hubieran definido como feministas, aliados o solidarios con la igualdad de género o que su trabajo estuviera enfocado en el tema. La idea era que tuvieran un mínimo de acercamiento para que sus respuestas fueran fundamentadas.

De los 17 contactados, tres no respondieron. Uno más dijo que estaba de viaje y que no podía participar. Otro señaló que se sentía muy honrado de participar pero no volvió a aparecer. Uno más confirmó su participación cuando el artículo ya estaba en proceso de elaboración. Otro declinó la invitación argumentando, entre otras razones, lo siguiente:

  1. Desde el lugar de hombre sí puedo identificarme como feminista, sin que esto signifique que no sea sexista. Sin embargo, identificarse así, también trae una responsabilidad de no usar esa posición para ocupar espacios. En este caso, no les corresponde a los hombres feministas acaparar la discusión de hacia dónde deben ir los feminismos o sobre el feminismo con el que se sienten identificados.
  2. El deber principal del hombre feminista es autoevaluarse en cada acción y escuchar muy bien los reclamos frente a sus posturas y acciones.
  3. Participar en esta discusión siendo leído como hombre, justificando por qué sí puedo autodenominarme “hombre feminista” es caminar peligrosamente por la cornisa del mansplaining (cuando un hombre asume que su interlocutora, por ser mujer, está menos informada o preparada que él en algún tema y la interrumpe y le explica). Es poner a un hombre a decirles a las mujeres por qué están equivocadas en su lucha por la igualdad de género y por qué uno sí puede formar parte de ella.

Así, quedaron 10 hombres a quienes les formulamos las siguientes preguntas:

  1. Hace unos días en una entrevista en el portal La Silla Vacía, la psicóloga y feminista Florence Thomas dijo: “ningún hombre puede ser feminista, pero sí pueden ser solidarios”. ¿Qué opina de esta afirmación?
  2. La periodista Catalina Ruiz-Navarro expresó en una columna que cualquier persona, incluidos los hombres, pueden ser feministas, siempre y cuando estén dispuestos a desmantelar las discriminaciones y desigualdades en todos los aspectos de su vida. ¿Qué opina de esta posición?
  3. ¿Qué opina de la idea de que no les corresponde a los hombres discutir hacia dónde deben ir los feminismos, sino que el principal deber de un hombre feminista es auto evaluarse para evitar comportamientos discriminadores?
  4. Algunas personas coinciden en que no les compete a los hombres decir si pueden o no formar parte de la lucha por la igualdad de género sino que este es un asunto exclusivamente femenino. ¿Qué opina al respecto?
  5. ¿De qué manera cree que los hombres pueden aportar, de la mano de los feminismos, a darle un nuevo significado a ser hombre y a trabajar en temas como las nuevas masculinidades?

Por supuesto, nos habría gustado tener más variedad en las voces y un mayor número de hombres participando, pero por tiempo y logística, estos 10 son quienes, en esta primera oportunidad, hablan sobre el tema. Sin embargo, bienvenido sea el debate y todas las opiniones que quieran sumarse.

Ir a la página siguiente…

Enlaces relacionados:

8 miradas al discurso de Emma Watson
Más voces se suman contra la violencia de género

Agresiones con agentes químicos ¿violencia de género?
Ataques con ácidos y el machismo de cada día
La convivencia pacífica con el machismo
Yo, el feminista
“Le agradezco a mi mamá que no me obligó a ser una nenita”
90-60-90 suman 240

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 Next

Comentarios

Comentarios

Powered by Facebook Comments