Inicio A Fondo Hombres maquillados

Hombres maquillados

Género, diversidad sexual y cambio social.

Conmovidos y preocupados por la muerte de un hombre por estar maquillado, Alfonso J. Venegas y Fernando Riveros crearon un proyecto artístico para cuestionar roles de género como que el maquillaje es exclusivo de las mujeres.

Fotos: “Muñequita Barbada”.

Hombres maquillados
El viajero y fotógrafo Dan Gamboa fue uno de los participantes de “Muñequita Barbada”.

El 17 de octubre de 2016 varios medios de comunicación registraron que Brayan Garzón, de 22 años, había sido asesinado en la localidad de Engativá, en Bogotá. ¿El motivo? Brayan estaba en un baby shower para su primer hijo y, para las actividades previstas, se había maquillado. En algún momento salió así a comprar algo a una tienda cercana.

Cuando entró al lugar, un grupo que estaba allí se burló de él. Brayan les respondió y se armó una pelea. Sin el menor problema, una mujer sacó un arma blanca y le propinó cinco puñaladas causándole la muerte.

Alfonso J. Venegas y Fernando Riveros fueron dos de las tantas personas que se resistían a creer que el motivo de ese hecho hubiera sido un hombre maquillado. Querían hacer algo. Así que unieron esfuerzos para crear “Muñequita Barbada”, un proyecto artístico que cuestiona los roles de género a través del maquillaje y la fotografía. (Ver: “Desde que las niñas son rosadas y los niños azules, estamos jodidos”).

Para los creadores de “Muñequita Barbada”, el arte es una poderosa herramienta para sensibilizar y aportar a cambios sociales.

Tanto Fernando como Alfonso no tienen la menor duda de que en unos años los hombres maquillados serán parte de la cotidianidad. Y “Muñequita Barbada” busca contribuir con el tránsito hacia esa realidad. “Las etiquetas no contribuyen al libre desarrollo de la personalidad. Y en el respeto por las diferencias radica la igualdad”, explican.

Hombres maquillados
El abogado y activista Mauricio Albarracín también se sumó a la convocatoria.

El primer paso fue convocar por redes sociales a quienes tuvieran vello facial y quisieran participar. En dos semanas llegaron cientos de personas. Así que eligieron a las primeras 100 aunque siguen recibiendo solicitudes.

“Esto nos da a entender que estamos en el momento indicado para replantear la percepción de que el maquillaje es un producto exclusivo de las mujeres”, señalan Alfonso y Fernando. (Ver: Queer para dummies). 

La mayoría de participantes no había tenido mayor contacto con el maquillaje o la fotografía. “Muchos estaban curiosos, otros estaban nerviosos, algunos se liberaron, otros entraron en catarsis y unos más se sintieron incómodos”, agregan.

Hombres maquillados
“Muñequita Barbada” también busca dejar atrás el estereotipo de “macho man” y los códigos machistas y aumentar la confianza de los hombres que usan maquillaje.

Sus creadores definen “Muñequita Barbada” como una herramienta educativa para fomentar el respeto por la diferencia. “Es inaceptable que existan crímenes de odio como el que le ocurrió a Bryan”, le dijeron a Sentiido.

“Nuestra sociedad se encuentra anestesiada. La gente ya no se conmueve con nada. Y la fotografía y el maquillaje impactan y transforman”.

El nombre de “Muñequita Barbada” surgió de un juego de palabras. Buscaron dos etiquetas consideradas contrarias por género. “Así que el nombre pudo haber sido ‘Dama Barbuda’ o ‘Muñeca Peluda’, pero la palabra ‘muñequita’ es muy femenina, casi que un estereotipo que contrasta con la masculinidad de la barba”, explican.

Ahora que tienen lista las primeras 100 fotos, están buscando patrocinio para su impresión y exposición. También planean hacer conferencias, hacer nuevas fotos y publicar un libro.

Hombres maquillados
Fernando Riveros y Alfonso J. Venegas, los creadores de “Muñequita Barbada”, promueven el respeto por el libre desarrollo de la personalidad como eje fundamental de una sana convivencia.

Detrás de “Muñequita Barbada” están Alfonso J. Venegas, quien nació en Bogotá, es pianista clásico y fotógrafo digital. Ha tomado cursos de dibujo, teoría e historia del arte y talleres de maquillaje. En su trabajo fotográfico abarca los roles de género y la teoría queer. (Ver: La historia de la foto faltante).

También está Fernando Riveros, quien nació en Bogotá. Es administrador de empresas, técnico profesional en Gestión de Recursos Naturales del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) y técnico en Maquillaje Artístico y Decorativo.

Enlaces relacionados:

Rodrigo Cuevas: el agitador folclórico
Otras vidas posibles
“Escribí para activistas marimachas, teóricas perras y divas de la academia”
“Era mejor cuando a todas nos decían maricas”
Frau Diamanda, una artista torcida
Queer para dummies

Comentarios

Comentarios

Powered by Facebook Comments