Inicio Nota al pie La diversidad sexual y de género presente en La Habana

La diversidad sexual y de género presente en La Habana

Género, diversidad sexual y cambio social.

El 11 de febrero Wilson Castañeda, director de la Corporación Caribe Afirmativo, se presentará ante la mesa de negociadores del proceso de paz, como representante de los sectores LGBT.

Wilson Castañeda, de Caribe Afirmativo presente en los diálogos de paz como representante de los sectores LGBT.
Wilson Castañeda, director de la Corporación Caribe Afirmativo, estará presente en los diálogos de paz que se llevan a cabo en La Habana (Cuba) como representante de los sectores LGBT.

El 27 de enero se llevó a cabo la primera reunión entre los sectores LGBT y la Oficina del Alto Comisionado para la Paz.

El propósito de este encuentro fue empezar a construir una agenda de trabajo conjunta, como parte del proceso de paz que actualmente se adelante entre el gobierno nacional y las FARC-EP.

Estuvieron presentes, entre otros, Humberto de la Calle, jefe del equipo negociador del gobierno y María Paulina Riveros, negociadora plenipotenciaria.

Allí, representantes de organizaciones LGBT tuvieron la oportunidad de compartir sus inquietudes y recomendaciones en la construcción de agendas de paz.

Como un segundo paso en el proceso de acercamiento a los sectores LGBT, Wilson Castañeda, director de la Corporación Caribe Afirmativo, fue invitado a participar en los diálogos de paz en La Habana (Cuba), durante la segunda semana de febrero.

Caribe Afirmativo es una organización con seis años de trabajo en el reconocimiento de derechos de las personas lesbianas, gais, bisexuales, trans e intersexuales (LGBTI) de Colombia

Este 11 de febrero, Castañeda se presenta ante los integrantes de la mesa de negociadores para recordar, entre otros, que las personas LGBT enfrentan un vacío legal que ha facilitado que sean víctimas de homicidios, desplazamientos, panfletos amenazantes y agresiones físicas.

Según expondrá en La Habana, detrás de estas violencias están grupos ilegales, actores del Estado y agresores que tienen en común prejuicios y rechazo por la diversidad sexual y de géneros.

“Luchamos para salir del clóset y poder expresar y vivir nuestra orientación sexual e identidad de género. No aceptamos que las violencias ejercidas por actores armados nos obliguen a volver a entrar en él”, son apartes del mensaje de Castañeda en La Habana.

Para el director de Caribe Afirmativo, el actual proceso de paz y el postconflicto, son una oportunidad para construir un nuevo país en el que el respeto y la protección de la diversidad sea un principio inviolable propio de un Estado pluralista, laico y fundado en el respeto de las diferencias. “El país que nos ha tocado vivir a muchos de nosotros ha sido el de la discriminación”, afirma Castañeda.

Prohibida la discriminación

Según explica, parte del problema radica en que la Constitución Política de Colombia no contempla la orientación sexual, la identidad ni la expresión de género entre las causas de discriminación.

Castañeda propone que los acuerdos a los que se llegue en La Habana se guíen por principios de igualdad ante la ley y que el Estado prohíba cualquier violencia y discriminación contra las personas LGBT.

En la mesa de negociación, Castañeda también destaca la violencia que han sufrido las personas LGBT que forman parte de los ejércitos involucrados en el conflicto armado. “Con frecuencia son silenciadas, encubiertas con ideas de ‘decencia’, ‘moralidad’ y ‘normalidad’”.

Entre las propuestas que Wilson Castañeda lleva a La Habana están:

1. Revisar que los acuerdos a los que se llegue eviten incluir prácticas excluyentes y garantizar que tengan un enfoque de género y diversidad sexual.

2. Incorporar los conocimientos y experiencias de las personas y organizaciones de los sectores LGBTI para lograr sociedades más incluyentes.

3. Reconocer a las personas y organizaciones LGBTI como actores de paz.

4. Contemplar que el concepto de seguridad no solamente abarque el cese al fuego, sino la creación de condiciones que les permitan a todas las personas vivir libres de violencias.

5. Acabar con la discriminación y exclusión basadas en género y sexualidad, como parte de los propósitos de erradicar la desigualdad y la injusticia.

6. Evitar que el postconflicto se convierta en un espacio donde las personas vivan con miedo y sean nuevamente estigmatizadas.

7. Lograr que el proceso de desmovilización garantice también el desmonte de imaginarios que reproducen la violencia y la negación de derechos de las personas LGBTI.

Enlaces relacionados:

¿Por qué asesinaron al líder LGBT José Joaquín Herrera?

Más que homofobia, violencia por prejuicio.

Comentarios

Comentarios

Powered by Facebook Comments