Inicio Blogs Tolima no se queda atrás en igualdad LGBT

Tolima no se queda atrás en igualdad LGBT

Elijo ser Chiki para hablar recio a los poderosos. También, porque soy chik. Soy una cuarentona sexy que tiene barba. |La opinión de los colaboradores es personal y no compromete a Sentiido ni a institución alguna|

La Chiki recuerda cómo fue su experiencia en el primer encuentro departamental por los derechos de la población LGBT del Tolima que recientemente tuvo lugar en Ibagué.

comunidad lgbt en Tolima
Imagen tomada durante el Primer encuentro departamental por los derechos de la Población LGBTI en Ibagué. Fotos: La Chiki.

A comienzos de diciembre fui invitada a Ibagué a participar del Primer Encuentro Departamental por los Derechos de la Población LGBTI.

Se trata de una iniciativa de la Secretaría de Inclusión social del Tolima en convenio con la Dirección de Responsabilidad Social Integral de la Universidad de Ibagué, para el cierre del proyecto “Apoyo a la implementación de acciones para la promoción y ejercicio efectivo de los derechos de la población LGBTI del Tolima”.

Dentro de este proyecto se adelantaron acciones orientadas a la garantía de los derechos de las personas LGBTI en los municipios de Armero-Guayabal, Chaparral, Espinal, Ibagué, Líbano, Mariquita, Melgar y Natagaima.

Es el encuentro de un grupo de personas que empieza a dar la cara, a hacerse presente, a poner el cuerpo frente a las dificultades de acceso y los derechos. Sus proyectos incluyen diversas perspectivas y campos productivos.

Sus testimonios me hicieron recordar preguntas que me hago constantemente sobre la importancia de la visibilidad y el reconocimiento social.

Ciudadanías

Saludé con emoción este proyecto de política pública y la oportunidad de conocer a personas de diferentes municipios que están impulsando cambios importantes en la sociedad. Además, me pareció muy oportuno para la época de fin de año y, sobre todo, para ponerles tareas a quienes asumen los nuevos gobiernos en 2016.

Hubo dos momentos en la jornada que me permitieron acercarme al contexto en el cual se está desarrollando esta política.

En la mañana, por medio de una actividad en pequeños grupos, se pedía responder a la pregunta:

¿Qué acciones debe priorizar el próximo gobierno para la garantía de los derechos de la población LGBT?

En cuanto a la salud, las demandas van enfocadas a la disminución de las barreras de acceso y a un trato diferencial que contemple mecanismos de prevención, tratamiento y seguimiento.

Se identifican debilidades de infraestructura para la prevención y tratamiento de enfermedades de transmisión sexual. Se propone también que existan campañas de educación sexual más efectivas y mecanismos de prevención como los dispensadores gratuitos de condones. También, servicios de ayuda psicológica.

Con respecto a la población trans, se enfatiza en la necesidad de apoyo y tratamientos para las intervenciones corporales. En cuanto a la integridad física, hay coincidencia sobre la importancia de trabajar con la policía y las autoridades para minimizar las agresiones basadas en género u orientación sexual. Se debe capacitar a la fuerza pública en temas de convivencia.

Sobre oportunidades laborales, se reconocen obstáculos para la creación de empresa y se solicitan espacios para la capacitación y la continuidad de proyectos productivos existentes.

Es importante tener en cuenta y hacer visible el hecho de que somos personas que aportamos al desarrollo; para esto es importante buscar el acceso a medios de comunicación. Otro aspecto importante es la creación de condiciones dignas para el trabajo sexual.

Lo mismo se expresa en cuanto a oportunidades de educación. Los grupos enfatizan en la necesidad de generar ambientes de aceptación y de inclusión en las instituciones educativas. Educar en derechos a toda la población.

En estas perspectivas también se propone la integración de aspectos de cultura y deporte a los ejes de la política. Así mismo, la generación de mecanismos de participación. Una recomendación muy importante es el equilibrio de acceso a servicios entre entornos rurales y urbanos.

Las demandas

En la jornada de la tarde me pude reunir con un grupo de personas de varios municipios para hablar de sus experiencias positivas en estos procesos.

Pero de manera muy rápida la conversación se centra de nuevo en necesidades de la población y en cosas que deberían demandarle a la nueva gobernación. Sin embargo, puedo recordar algunas experiencias relatadas:

Para Sandy, mujer transgénero y líder de Ibagué, uno de los momentos más satisfactorios fue ver la participación de la gente en la celebración del día de prevención del SIDA este año.

En el municipio de Chaparral se sienten satisfechos por la aceptación y acercamiento del gobierno local. En Espinal también es evidente el apoyo de la Alcaldía para luchar contra la discriminación.

Hay varios sitios (Chaparral, Chicoral) en donde realizan el llamado “reinado gay” que es un concurso de belleza transformista.

Unas pocas experiencias dentro de una situación que me lleva a pensar en la magnitud del trabajo por hacer para el reconocimiento de la diversidad.

Alexandra, mujer transgénero de Líbano, Tolima, me cuenta: “Vine al Encuentro para demostrar que nosotras necesitamos ser reconocidas y recordadas. Yo trabajo en el campo, tengo un lote que estoy tratando de sacar adelante y mi plan es poder formar una microempresa de cultivo y producción de café para dar oportunidad a otras personas como yo.

Podemos ser personas que aportan a la sociedad, las trans podemos proyectar cosas buenas. Ahora con este proceso me involucraron en un proyecto para apoyar mis planes. Necesitamos una buena educación para llevar a que los niños no caigan en drogas o en otras cosas nocivas y se pueda vivir con respeto”.

Experiencia

Para mí, uno de los puntos clave para que la iniciativa tenga éxito es la continuidad de este trabajo en el que participan la ciudadanía, el sector público e instituciones educativas.

Por otra parte, creo que es importante la capacitación en estrategias de comunicación con la perspectiva de derechos y género. Esto permitirá a las mismas comunidades expresar su situación, representarla y trabajar sobre su realidad para incidir en los cambios que anhelan.

Es vital extender esta preocupación a la población general para que no sea sólo producto de iniciativas políticas.

Mi sensación final, luego de exponer en el Encuentro algunas de mis perspectivas sobre la comunicación y los medios es de satisfacción. Ojalá se multipliquen espacios y plataformas como estas por todo el país.

Una sola crítica: aún no se supera del todo el tono institucional en el trato con las personas de sectores como el LGBT. Las funcionarias se expresan con el “ustedes” que separa. Creo que se debe avanzar en la construcción de un “nosotros y nosotras” que incluya y celebre la diversidad.

Colazo

Armados con la bandera del arco iris, símbolo de la diversidad humana, están revolucionando uno de los legados más siniestros del pasado. Los muros de la intolerancia están empezando a desmoronarse. Esta afirmación de la dignidad, que nos dignifica todo, nace del coraje de ser diferente. Eduardo Galeano

Algunas fotos del evento:

Enlaces relacionados:

Primero, normas de atención para personas trans
Los retos de la población transgénero
Diferentes formas de ser transgénero
Hangout: El bachillerato trans, una experiencia para aprender
¿Nacer en el cuerpo equivocado?
Marcha ¿al desnudo?
Lo dramático del activismo trans