Inicio Miradas “Aceptar y valorar las diferencias es lo que nos hace iguales”

“Aceptar y valorar las diferencias es lo que nos hace iguales”

Género, diversidad sexual y cambio social.

La Asociación Internacional de Familias por la Diversidad Sexual (FDS), celebra la labor del Ministerio de Educación de Colombia en el cumplimiento de la Ley de Convivencia Escolar y de la sentencia del caso Sergio Urrego. Esta es la carta que compartió.

igualdad de derechos para las familias diversas en Colombia

1 de agosto de 2016

Señores/as:
Ministerio de Educación de Colombia
Bogotá

La Asociación Internacional de Familias por la Diversidad Sexual (FDS), es una organización no gubernamental que reúne a asociaciones de 23 países de los continentes americano y europeo.

Son, en su mayoría, organizaciones conformadas por madres y padres de personas lesbianas, gais, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI), que luchan para que todas sus hijas e hijos tengan los mismos derechos y obligaciones.

La FDS es una organización de familias que reconoce, valora y promueve la diversidad en la sociedad en el marco de los derechos humanos.

Su acción internacional conjunta nace como respuesta a la homofobia, la violencia, la hostilidad, la exclusión y todas las formas de discriminación por motivos de orientación, expresión e identidad de género, que la sociedad ejerce sobre las personas sexualmente diversas.

La FDS celebra la diversidad y aspira a una sociedad incluyente congregando a familias que entienden que todas las personas merecen respeto, igualdad y reconocimiento de su dignidad y derechos humanos, sin discriminación.

Creemos firmemente que sólo aquellas sociedades que tienen el propósito de construir su unidad a partir de la diversidad logran alcanzar su máximo potencial y desarrollo, tanto a nivel individual como colectivo.

La FDS tiene como meta mantener la unidad familiar, luchando por la seguridad y el bienestar de sus miembros gais, lesbianas, bisexuales, trans e intersexuales, dando apoyo para que puedan enfrentar los ambientes hostiles que se presentan en nuestra sociedad.

Derivado de lo anterior, la FDS tiene como objetivo contribuir a la lucha contra los prejuicios, promoviendo la información y la educación como herramientas fundamentales para construir sociedades más justas e igualitarias, apoyando a las organizaciones de todos los países que compartan sus objetivos en la lucha por un mundo mejor.

Desde nuestra asociación recibimos con suma satisfacción y respaldamos totalmente la labor del Ministerio de Educación de Colombia en el cumplimiento de la Ley de Convivencia Escolar (Ley 1620 de 2013) y en la ejecución de la Sentencia T-478 de 2015.

A su vez, celebramos el hecho de que la bandera del orgullo LGBTI haya sido izada en la Alcaldía de Bucaramanga (Santander) como símbolo del apoyo y respeto que las autoridades tienen hacia las personas LGBTI de Colombia.

Estos hechos contribuyen a crear las condiciones necesarias para que nuestras hijas e hijos, que tanto amamos, puedan convivir con toda la sociedad.

No debe olvidarse la responsabilidad de los Estados de Derecho de velar porque los derechos humanos de todas las personas se cumplan a cabalidad, sin excepción alguna, y que los temas vinculados a las personas LGBTI deben ser asumidos con enfoque de derechos humanos, con fundamento en información científica y laica, con la finalidad de que no se lesione su dignidad ni ninguno de sus derechos.

Los Estados y sus instituciones no deben asumir posiciones religiosas en el cumplimiento de sus funciones, pues esto implica un acto de exclusión a todas aquellas personas que no profesan ese mismo credo o que no se ajusten a los dictados de una moral religiosa en particular, lo que constituiría una violación al principio fundamental de igualdad y no discriminación.

Quienes conformamos esta asociación profesamos y promovemos los valores del amor y el respeto a la dignidad humana de nuestros seres queridos LGBTI. Aceptar y valorar las diferencias es lo que nos hace más iguales.

Estos son los principios democráticos que permiten progresar a cualquier sociedad y son estos principios los que impulsan nuestras acciones como asociación internacional.

Creemos en la importancia de las políticas públicas y de toda aquella normativa que reafirme lo valioso de la convivencia que respeta y valora las diferencias. Esta es una prueba de amor: las diferencias nos hacen iguales.

Entendemos que la lucha en favor de los derechos humanos es global. Las familias de FDS compartimos el sufrimiento de las personas LGBTI y, por tanto, expresamos nuestras felicitaciones al gobierno de Colombia por haber tomado las medidas necesarias para evitar la discriminación contra nuestros hermanos y hermanas de dicho país.

Reciban un afectuoso saludo,

Isolda Atayde
Copresidenta

Mónica Nuñez Cham
Copresidenta

Asociación Internacional de Familias por la Diversidad Sexual – FDS. Países miembros: Argentina, Bolivia, Brasil, Cataluña, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, España, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

Enlaces relacionados:

Carta abierta a mi mamá
Aceptar a los hijos LGBT
“Creo que soy mamá de un niño trans”
“La vida me preparó para tener un hijo gay”
Un año después, Sergio Urrego vive

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here