Inicio A Fondo “Busco hombre acuerpado y cero plumas”

“Busco hombre acuerpado y cero plumas”

Género, diversidad sexual y cambio social.

9. Felipe Cárdenas

Presidente de la Cámara de Comercio LGBT de Colombia.

Felipe Cárdenas. Foto: archivo particular.

¿A qué le atribuye la discriminación que se dice existe entre algunos hombres homosexuales por razón de su apariencia o comportamiento?

No creo que sea algo propio de los hombres homosexuales o de la comunidad LGBT. Hay conductas, como la de comparar, que atraviesan toda la sociedad. El problema, desde mi punto de vista, es que este hábito propio de sociedades latinas como la colombiana, se agudiza en los hombres gays porque el componente estético juega un rol muy relevante en nuestras relaciones interpersonales. La forma como nos conectamos y establecemos relaciones de amistad, sentimentales o incluso profesionales, se ven ampliamente influenciadas por la estética. Los hombres gays tienen una sensibilidad aún mayor por el tema de su imagen. Esto no justifica conductas de discriminación pero da un contexto sobre por qué esta actitud es más marcada.

Hay personas que lo justifican diciendo que el sobrepeso y el descuido en la presentación tiene que ver con falta de disciplina y problemas de autoestima. Y en parte uno podría estar de acuerdo porque verse saludable o tener un cuerpo sano no es síntoma de nada malo, es un tema de salud. El problema es cuando eso se estereotipa y es la única forma como un hombre gay puede lucir.

¿Existe entre buena parte de hombres homosexuales un “culto al cuerpo”?

Hay una tendencia a exhibirse en los espacios virtuales como redes sociales o espacios de encuentro para personas del mismo sexo. Eso responde a que la población gay en Colombia ha tenido muy restringido el acceso a sitios de socialización y, los espacios virtuales, han facilitado la interacción entre muchas personas. Como allí lucir atractivo para otras personas es inicialmente mediante fotos, la gente sale sin camiseta o con sus cuerpos construidos. Hay cierta vanidad en algunos hombres gays por verse muy bien, pero es más la respuesta a la historia que hemos tenido donde los espacios de socialización siguen siendo pocos y restringidos y, los virtuales, son esas escasas alternativas para interactuar, darse a conocer y mostrar los atributos que se tienen.

¿Qué opina de la manera en que algunos hombres homosexuales se anuncian (con fotos de la zona genital, de los glúteos o sin ropa) en grupos y redes sociales concebidas para concretar encuentros entre ellos?

No creo que sea algo exclusivo de la población gay masculina. En la dinámica general, los atributos físicos son un primer punto de atracción y Colombia tiene un buen ejemplo con la cultura enfocada en los senos de las mujeres. En los hombres, el órgano sexual es un elemento muy importante en la atracción física entre personas del mismo sexo. Hay toda una serie de teorías alrededor del órgano genital masculino en cuanto a su tamaño, formas, y a través de esas categorías se generan espacios de interacción. Y para no enfocarlo solamente en el aspecto sexual, ha trascendido a espacios virtuales con la cultura en torno a los penes que son circuncidados o de las personas que manejan cierto estilo en su vello púbico. Muchas veces no trascienden a relaciones sexuales sino que son herramientas de socialización.

¿Qué tan frecuente es el matoneo entre los hombres gays cuando no se cumple con ciertos parámetros físicos o manera de vestir, por ejemplo?

Aunque la moda es diversa, en Colombia tanto hombres como mujeres tienden a ser uniformados. En Bogotá, en un edificio de oficinas, el 99 por ciento de los hombres lleva traje de corbata y zapatos oscuros, hay casi que un código social sobre qué corbatas y correas usar. Sí creo que hay actos de discriminación por la presentación personal o el estilo de cada persona y creo que la población gay masculina no es la excepción.

En esos actos de discriminación hay una gran responsabilidad de los medios de comunicación que encarrilan a la sociedad en una misma línea y, cuando la gente se sale de esa carrilera, es discriminada.

¿Cuál sería su propuesta para empezar a superar esos “mandatos” como que los hombres gays deben ser “masculinos” o “cero plumas”?

Debe primar la autenticidad. Si se trata de un hombre gay que por alguna razón es afeminado, es su decisión. Aunque hay muchos hombres que rechazan esto, también hay otras tantas personas que disfrutan compartir con una persona que se sale de lo esperado como ser macho o masculino.

Un asunto que no es solamente gay o LGBT sino importante en cualquier ser humano es ser auténtico. Las personas cuando están orgullosas de cómo lucen, tienen una autoestima mucho más alta, lo que resulta determinante en sus relaciones interpersonales y en su productividad laboral. La gente debería ser como se sienta mejor y lucir como le guste sin temerle al rechazo producto de los estereotipos que tiene la sociedad. Si se dejaran atrás esos miedos, habría mucha más gente arriesgada a salirse de ese molde rígido que tiene la sociedad colombiana sobre cómo debemos lucir.

Ir a la página siguiente…

2 Comentarios

  1. Bien por Fabian Chibcha, me parece la intervención más aterrizada, un saludo desde Tunja, lo importante al final es el respeto y la valoración

  2. La felicidad consiste en hacer lo que a cada uno le gusta. Si su felicidad es “matarse” en un gym sacando el cuerpazo, hágalo. Si su felicidad es comer papas fritas y gaseosa hasta parecer un balón, hágalo. Quien realmente es feliz, lo es sin importar lo que piensen los demás y sin detenerse en los rótulos que ciertos pseudogurús quieran imponer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here