Inicio En mis zapatos Cinco razones para no salir del clóset

Cinco razones para no salir del clóset

Género, diversidad sexual y cambio social.
cómo saber cuándo es el momento para salir del clóset
También hay vida dentro de los closets. necronomicosas.com

Algunas personas consideran que cuando se tiene una orientación sexual distinta a la heterosexual, el paso a seguir es revelarlo a la opinión pública.

Por: Dani C.

Entre los métodos para salir del clóset están los comunicados de prensa o las pulseras de arco iris.

Otros tantos, sin embargo, creen que su orientación sexual es lo menos importante que tienen para mostrarle al mundo.

Saben que la suya no es la mayoritaria pero no usan toallas ni sábanas con la bandera gay, no asisten a marchas por el orgullo de nada ni a bares en cuya entrada hay letreros como “solo chicos” o “solo chicas”.

Les preocupa, sí, su crecimiento profesional y personal, compartir con su familia y amigos y vivir felices, pero jamás actualizar su perfil de Facebook con un “soy gay y qué”.

Entre sus ocupaciones diarias no está acudir a “plantones” ni  buscar en Google “tips para salir del clóset”. Es más, han encontrado en mantener su orientación en reserva, los siguientes beneficios:

  1. Fomentar la creatividad: cada vez que alguien les pregunta si tienen pareja (casi nunca este interrogante contempla la posibilidad de un nombre del mismo sexo), acuden a su imaginación para dar una respuesta convincente, algo así como: “yo no soy de una sola persona, prefiero mi libertad”, “por ahora estoy concentrado(a) en mi trabajo y/o estudio. Ya habrá tiempo para esas cosas” o “estoy leyendo un libro que dice que la mejor manera de crecer espiritualmente es estando libre de compromisos sentimentales”.
  2. Llamar la atención: mientras que en una reunión de amigos o compañeros de trabajo, buena parte de los asistentes espera el momento de relatar sus aventuras sexuales (reales o ficticias), lo más usual es que quienes aún no han salido del clóset se limiten a escuchar, sin mayores comentarios o aportes. Al final, no faltarán quienes digan: “me encanta su silencio. Ese misterio enloquece a cualquiera”.
  3. Posicionarse como rebelde: cuando en las conversaciones cotidianas surge el tema del matrimonio y los hijos, buena parte de quienes aún no han hecho pública su orientación sexual, acuden a frases como “para qué amarrarse mediante una institución tan obsoleta. Viva la libertad” o “yo no voy a traer más niños a este valle de lagrimas”. La conclusión más enfática suele ser “el mundo necesita más posiciones que cuestionen, no repitamos como borregos lo que hace la mayoría”.
  4. Un aire de denso(a): así, cuando el lunes en la oficina todos llegan hablando de los planes que hicieron con sus parejas el fin de semana, tales como hacer mercado o comer helado, cuando le corresponde el turno a quienes aún no han salido del clóset, una respuesta habitual es “me la pasé leyendo, reflexionando, necesitaba tiempo para estar conmigo”.
  5. Ser considerada una persona muy fresca: que lleva viviendo ocho años con el mismo roomate sin mayores problemas. También, mientras todos sus compañeros prefieren trabajar con personas del sexo opuesto, él o ella no tienen el menor problema de hacerlo con las del mismo.

Lo cierto es que el principal punto a favor de quienes aún no han revelado su orientación sexual a amigos, familiares o compañeros de trabajo es su alto sentido de la ingenuidad.

Creer que porque no lo han hecho, los demás no sospechan de sus silencios frente a su vida privada, de sus llamadas telefónicas misteriosas y de sus “múltiples compromisos” es muestra de esto.

Lo importante en todo caso es que revelándola o no cada vez que se miren al espejo les guste lo que vean y se sientan felices de lo que son y han construido. El asunto acá es que no es obligatorio salir del clóset. Cada quien debe tomar su decisión según su personalidad y forma de vida y respetar la de los demás sea la que sea.

6 Comentarios

  1. Me parece un buen articulo , se debe entender de que ser gay, lesbiana ,hetero no es clausula de definición de personas, más bien genera un pregunta que se mucha gente no se la hace, y a ti que te define? por mi parte este articulo más allá de enseñar que hacer en cierto tipo de situaciones cotidianas es más bien incentivar a las personas que vean que hay mucho por hacer en este mundo y que al fin y al cabo a nadie le interesa saber que nos gusta o que no nos gusta , por lo menos para mi es que quieres dejar en este mundo para que te recuerden … respeto los que sienten el “orgullo” pero alguna vez has visto el “orgullo heterosexual”

  2. Aunque todos quisiéramos ser tan rebeldes y no tener la necesidad de salir del clóset, hay maneras y motivos por los que tomamos la decisión de hacerlo tarde o temprano. Siempre será cuestionable pero los propósitos son tan personales que hacer apología al clóset tbn tiene connotación evitativa.
    Sobretodo porque el clóset se ha construído como “seguro”, uno que hasta los mismos heterosexuales ya quieren que rompamos, nos lo están pidiendo y muchos lo asocian con libertad.
    Ricky Martin probablemente estaba fuera del clóset hace muuuuchos años pero según él, sólo hasta que lo reconoció pudo sentirse diferente (viviendo con su pareja, secreto a voces, padre de dos hijos sin esposa, etc). Salirse del clóset no es una situación sino una sensación por lo que adentro o afuera cada quién lo percibe.
    En lo personal ya me parece ofensivo que la sociedad me haya puesto en ese lugar y creo que salir de ahí hace parte de un proceso social.

  3. Si leen completamente lo q realmente significa ser GAY: Es una persona Homosexual, q respeta y lucha por la igualdad, q hace respetar a otros en similitud y q busca la manera de el RESPETO a quienes son DISCRIMINADOS por esta situacion, aunq la mayoria solo se fija en el punto de lo sexual, ES IR GANANDO ESPACIOS en los q hemos sido discriminados, echos a un lado tanto en lo personal, como en lo social y no solo por nuestra persona, si no por la todas o todos aquellos q son DISCRIMINADOS, llevarlo solo al punto de lo personal no es ser GAY…

  4. Creo que uno solo debe compartir su vida privada con las personas más cercanas como tus grandes amigos o familiares mas queridos. La gente del trabajo no tiene porque interesarle lo que haces o dejas de hacer. Creo que la postura sobria que plantea este articulo puede funcionar para evadir el triavialismo de algunas conversaciones cotidianas sin importar tu orientación o preferencia sexual. No obstante, soy partidiario de que entre más natural se hable del tema mucho mejor. Si alguien te pregunta sobre ello concretamente pues di la verdad. O sea no hay que salir del closet con bombos y platillos ni tampoco encerrarse en el con miedo ha ser descubierto, yo diría mas bien que es mejor que permanezcas en el closet con las puertas abiertas de vez en cuando o que entregues la llave para que los que ames puedan entrar a acompañarte cuando no quieras salir. 🙂

  5. Lo importante es debatir sobre la vivencia publica de nuestra intimdad. Los argumentos expuestos, tanto en el articulo como los arriba escritos, son muy interesantes y precisan un debate serio, pero siempre en el respeto al libre desarrollo de la personallidad. Hay varios elementos que se deben considerar. Al respecto, mi posición no es muy cercana a los planteamientos expresados en dicho articulo, creo que el asumirme libremente hace parte de mi construcción de una sociedad mas incluyente. Pero cada quien decide vivir en su closet, a menudo frio, lugubre y triste. Aunque si se tiene al menos un amigo con quien se cuenta, es una gran ventana de liberación. Una pregunta: No es muy molesto las constantes preguntas por el novi@, o por cuando se van a tener hijos o a casar? Las posturas en el articulo son un poco ingenuas.

  6. Muy interesante el articulo,no solo es una vivencia de un gay en el closet sino como experiencia personal que no puedo salir de esas escusas. Con 22 años y mas de 10 de sospechas, rodeado de un ambiente hetero no me animo a blanquear la situación. Pero este año estoy esforzando mas mi creatividad para construir una identidad mas clara y me empecé a sumergirme al ambiente gay. Sentí sospechas desde que lo era, al menos desde toda mi adolescencia. Pero lo mejor es plantearlo, porque es necesario priorizar la felicidad. Cada uno tiene su proceso y su momento adecuado para salir de el, quizás si lo hubiese hecho a los 15 observaría actitudes mas ignorantes de esta cuestión que en un momento próximo sacar esto a la luz

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here