Inicio Miradas Colombia LGBTI: más allá del drama y el suicidio

Colombia LGBTI: más allá del drama y el suicidio

Género, diversidad sexual y cambio social.

Sin desconocer la violencia y la exclusión de la que es víctima parte de la población LGBTI colombiana, su realidad va más allá de la que muestran muchos medios de comunicación.

Por qué los LGBT se victimizan tantoEs un avance importante que canales como RCN intenten aproximarse a la realidad LGBTI colombiana, tal como lo hicieron en  el capítulo del 20 de julio del programa ‘Habla con ellos’.

Además del intermitente programa ‘El Sofá’ que hace poco estrenó Canal Capital, no hay propuestas de programas nacionales con contenidos LGBTI.

Lo que aún no queda tan claro de este capítulo es el porqué de la música truculenta, estilo Séptimo Día, que predominó la mayor parte del tiempo.

Entendemos y compartimos que el tema central de la propuesta era el drama que viven millones de personas con orientaciones sexuales distintas a la heterosexual. Sin embargo, desde otro punto de vista, este fue uno de los principales lunares de la emisión.

Nadie discute que a diario muchas personas LGBTI sean víctimas de abuso, rechazo, matoneo y violencia, pero también es cierto que otra buena parte también tiene el respaldo y apoyo de sus familias o trabaja en una empresa que conoce y respeta su orientación sexual. Es decir, ser homosexual, bisexual o transgénero no solamente puede ser visto como una tragedia.

Diferentes caras

Es cierto que el programa presentó algunas miradas positivas, entre ellas la de la mamá de un hombre transgénero, Camilo Rojas, quien no solamente asumió y acompañó a su hijo en este tránsito sino que actualmente lidera una fundación para padres que viven situaciones similares. Y como este, en la cotidianidad hay casos similares en ámbitos laborales, escolares o familiares que también valdría la pena conocer.

En el país viven personas abierta y orgullosamente no heterosexuales, solos o con parejas y trabajos estables que no se sienten ni excluidos ni maltratados. El problema de fondo es que un buen número de medios de comunicación tiende a centrarse en lo difícil que es asumir una orientación sexual distinta a la heterosexual, así como en el rechazo de que son víctimas las personas LGBTI o en el riesgo del suicidio.

Estas realidades, por supuesto no pueden negarse, pero no son únicas. Quizás la otra cara de la moneda da menos rating, pero también existe.

La premisa, como a veces lo muestran los medios, no debe ser solamente aceptar a una persona LGBTI por miedo de que se suicide sino porque la diversidad es una realidad que merece respeto. La aceptación no debe venir del miedo sino del valor de la diferencia.

Si quieres ver el capítulo completo sigue este enlace.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here