Inicio A Fondo Diferentes formas de ser trans

Diferentes formas de ser trans

Género, diversidad sexual y cambio social.

A mitad de camino

Cuando las personas trans están en proceso de tránsito hacia el otro género, suelen tener un cuerpo con características masculinas y usar prendas femeninas o un cuerpo femenino con ropa considerada masculina, lo que a mucha gente le produce desagrado.

“Las ven como a mitad de camino y hay una gran dificultad en admitir lo gris”, dice Martin. Para completar, en cine y televisión acostumbran a vincularlas con ambientes sórdidos o delictivos y con una vida desordenada.

Sin embargo, de la población LGBTI, la transgenerista es la más visible. Muchos gays, lesbiana y bisexuales pueden, si quieren, pasar como heterosexuales pero la condición transgénero se nota, y eso para muchas personas es transgresor.

Adicionalmente, las personas que nacieron con sexo masculino pero se identifican como mujeres, reciben la misma discriminación que, en una sociedad machista, implica pertenecer a este género. Son también descalificados porque teniendo la posibilidad de ser hombres y de vivir en una situación de poder, renuncian a esto.

En la discriminación, explica Useche, también influye un factor de clase social o condición socioeconómica. La población predominante en Colombia es de escasos recursos.

Según el psicólogo, “el 60 por ciento está por debajo de la línea de pobreza”. Por tanto, si se toma una muestra poblacional de transgeneristas, la mayoría pertenecerá a los estratos 1 y 2, lo que los hace doblemente vulnerables.

En 1990 (año en que se eliminó la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales) la Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró el 17 de mayo como día internacional de la homofobia y la transfobia. “Quienes sienten esta fobia padecen un trastorno mental. El transfóbico sí está enfermo”, agrega Franco.

Asimismo, el 20 de octubre se ha decretado como el día internacional para exigir que el “trastorno de identidad de género” sea retirado de los manuales de enfermedades mentales (día conocido como “de despatologización trans”).

qué es ser una personas trans
Manifestación frente a la Secretaría Distrital de Salud, para pedir mejoras en el acceso al sistema para las personas trans. Bogotá, 2011.

“¡Defínase!”

Otro de los factores que a la mayoría de la gente le cuesta entender de las mujeres trans es el hecho de que algunas se pongan implantes mamarios, opten por una estética femenina y mantengan sus genitales masculinos.

La idea siempre es “normalizar” la situación y, una manera de hacerlo, es considerar que “ya que decidió ser mujer”, tenga vagina o, si ya que optó por ser hombre, pene. Gran parte de la sociedad no acepta que ellas quieran transitar entre los dos géneros. Sin embargo, la realidad es que dentro del transgenerismo también hay una enorme diversidad.

En muchas ocasiones, el objetivo final de las personas trans no es la reasignación sexual. Las transexuales o quienes optan por el cambio genital son una porción más de la población trans. Quedarse con los genitales es un derecho que no puede violentarse.

Diana Navarro asegura que, de suprimir esa parte de su cuerpo, perdería un 75 por ciento de su sensibilidad y que no está dispuesta a renunciar a una vida sexual plena por satisfacer unos cánones sociales que dictan que solamente se es mujer cuando se tiene vagina: “yo soy una mujer con pene y testículos”.

Los genitales, además, son una parte fundamental para ejercer la prostitución pues la sexualidad es una faceta de la vida que ofrece múltiples posibilidades. Además, una cosa es la identidad de género y otra las prácticas sexuales en donde la opciones van hasta donde la creatividad lo permita.

Ahora, hay hombres que se definen supuestamente como bisexuales porque les atraen tanto las mujeres biológicas como las trans. Sin embargo, ellos caen en el prejuicio de seguir considerando a las mujeres trans como “hombres que se visten de mujer”. No, ellas son mujeres.

Además, el tema de la orientación sexual (lesbiana, gay o bisexual) no tiene nada que ver con la identidad de género (femenino, masculino, trans, etc.). Por el hecho de que una persona se construya del género opuesto al sexo con el que nació, no implica que le gusten las personas del sexo opuesto.

Por ejemplo, si Tatiana es una mujer trans, pues nació con genitales masculinos y se identifica como mujer, esto no la obliga a sentirse atraída por los hombres. “La orientación sexual nuestra es tan diversa como la del resto de la población”, señala Diana Navarro.

Diversidad en la diversidad

Una mujer trans es heterosexual cuando se siente atraída por hombres a quienes les gustan las mujeres. “A un hombre heterosexual le atrae el sexo opuesto con o sin vagina”, agrega Lorena Duarte. Las trans que les atraen las mujeres son lesbianas y a las que les llaman la atención los dos géneros son  bisexuales. De igual forma aplica para los hombres transgénero.

Lina Montero siente que, en el fondo, la gente las censura porque no se ha puesto en sus zapatos: “Piensan en nosotras desde un punto de vista estético: el hombre que quiere lucir como mujer o la mujer que quiere lucir como hombre.

Pero esto es un sentimiento mucho más profundo. No se trata de cómo uno quiera verse sino de lo que quiere ser. Si fuera algo tan superficial, no nos expondríamos a burlas, rechazos y a la exclusión de la familia”.

La gran apuesta es cuestionar el modelo rígido y tradicional de que solamente está permitido ser hombre o mujer de nacimiento y reivindicar la condición transgenerista. Entender el género no solamente como masculino o femenino sino como un espacio indefinido por el que las personas puedan transitar libremente sin juicios de por medio ni sentimientos de culpa.

Algunas variantes trans:*

  • Transexual: persona que se siente y concibe como pertenecientes al sexo opuesto y que opta por una intervención médica, hormonal o quirúrgica, para adecuar su apariencia física a su realidad psíquica, espiritual y social.
  •  Travesti: quien de manera permanente construye una apariencia corporal y unas maneras comunicativas del género opuesto a su sexo biológico. No se somete a operaciones de cambio de sexo.
  • Transformista (drag king – mujeres) / drag queen – hombres): persona que, ocasionalmente y generalmente para espectáculos, construye una apariencia corporal y unas maneras comunicativas correspondientes al género opuesto. No buscan ser del otro sexo.

* Tomado del manual: ¿Dónde está la diferencia? Bogotá, 2011.

3 Comentarios

  1. Muy interesante y bien escrito, cumple con la misión de informar objetivamente. Las opiniones… bueno… son como los ombligos: todo el mundo tiene uno; sin embargo faltó algo, como la feminofilia, porqué ahora se dice bisexual en vez de Hermafroditismo; y en cualquier caso si l@s bisexuales (clasicamente: las personas que gustan relaciones sexuales con personas del mismo sexo-género y del opuesto) son parte de la diversidad, también lo debieran ser l@s Swingers.
    El travestismo en general tiene un espectro muy amplio, desde quien lo hace en forma permanente hasta el que lo hace ocasionalmente; tal vez lo único en común en que ninguno quiere SER MUJER.

  2. Es inconcebible que quieran atropellar a la mujer desde cualquier frente; quien ha dicho que por ser hombre TIENE QUE ORINAR DE PIE; orinar de pie es antinatural. Ningún ser humano se sienta y hace la deposición; y luego se para a orinar de pie. No se ha dado cuenta que los dos esfinteres se abren sincronicamente, o al mismo tiempo. A los varones los han abusado obligandolos a orinar de pie, desde que apareció la moda del pantalón; pues desde siempre los hombres habain vestido con faldas, apenas hace 300 años que los obligaron a usar pantalón, con la excusa y el matoneo de que QUIEN NO USARA PANTALÓN , NO ERA VARÓN; APROVECHANDO PARA DISCRIMINAR Y ABUSAR Y HUMILLAR A LA MUJER. Pues loa guambianos y los wayuu de la guajira todavia utilizan faldas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here