Inicio A Fondo ¿Dónde están las lesbianas?

¿Dónde están las lesbianas?

Género, diversidad sexual y cambio social.

Marcela Sánchez
Trabajadora social

“¿Por qué tendría que ocultar algo que está tan presente en mi vida?”

Marcela Sánchez, Colombia Diversa.

Fue la directora de la ONG Colombia Diversa durante 10 años. Actualmente se encuentra estudiando una maestría en Estados Unidos. En junio de 2015 regresa a esta ONG como directora adjunta. Vive en Bogotá.

¿Son visibles las lesbianas en Colombia? ¿Le parece importante que lo sean?

En el mundo del activismo LGBT hay varias lesbianas visibles, pero en la sociedad en general no lo son. Esto es evidente en el manejo que le dan al tema los medios de comunicación y en las imágenes con las que acompañan sus noticias. Además, no se refieren a “gais y lesbianas” sino que asumen que el término “gay” incluye a lesbianas, gais, bisexuales y trans (LGBT).

En los medios no hay contenidos sobre ellas y, si los hay, son más bien negativos.  Hay prejuicios y miedos asociados con las lesbianas. Y eso puede tener que ver con la invisibilidad y el desconocimiento que existen al respecto.

Detrás de todo está el machismo reinante, pero especialmente la concepción limitada que existe de la sexualidad: orientada a lo masculino, al acto sexual, a la penetración y a la genitalidad. 

Se cree que todo lo que está por fuera de esto no existe o es de menor categoría. Algo así como: ¿qué hacen las lesbianas? ¿Cómo pueden existir?

Cuando se menciona la sexualidad femenina, suele ser para referirse a la prostitución o a la pornografía y no al ejercicio de una sexualidad cualquiera. Los hombres tienen un espacio más cómodo para hablar de su sexualidad. Mientras que para las mujeres es algo que no se menciona, muy ligado a la construcción de lo que se supone es la feminidad.

En Colombia tampoco hay referentes visibles de lesbianas, lo que no ayuda a que otras mujeres salgan del clóset. Ninguna mujer pública ha dicho de frente y abiertamente “soy lesbiana”.

Alguna vez la actriz Alejandra Borrero lo mencionó, pero nunca más volvió a referirse al respecto. Y salir del clóset no es decirlo una vez sino mantener una actitud. No se trata de “chulearlo” y después no volver a abordar al tema.

Esto lo digo porque la heterosexualidad se demuestra todo el tiempo, se comunica de manera permanente aunque no se use la palabra “heterosexualidad”. Pero una mujer habla de su esposo o novio o tiene la foto de esta persona en su puesto de trabajo. Hay muchas formas de evidenciar la orientación sexual.

La visibilidad es importante. ¿Por qué tendría que ocultar algo que está tan presente en mi vida? Si hacemos de nuestra vida algo más cotidiano y visible, vamos a transformar las instituciones y la manera de exigirle al Estado. O ¿cómo vamos a hacerlo si no existimos?

Hay que luchar los espacios en las familias, en las calles, con los amigos y en los medios de comunicación, para después exigirles a las instituciones que también lo hagan. Gracias a esas personas que han dicho “acá estamos” es que se ha logrado más respeto y mayor respuesta del Estado.

Continúa en la siguiente página…

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here