Inicio Miradas El día contra la homofobia

El día contra la homofobia

Género, diversidad sexual y cambio social.
cómo evitar la homofobia y la transfobia
Cortesía. ilga.org

El 17 de mayo de 1990 fue retirada la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales.

Por esta razón organizaciones internacionales propusieron esta fecha para hacer conciencia de que si bien se ha ganado terreno en la disminución de prejuicios y violencia en contra de personas no heterosexuales, aún falta mucho trabajo por hacer.

Nos gustaría hacer un balance aleatorio de lo que pudimos ver en este último año para poder revisar el trabajo que está por delante y aquellos avances que se sumaron a la aceptación de la diversidad y de la diferencia.

Si Colombia se compara con otros países, hay mucho para pensar y discutir. En Rusia condenaron a un líder homosexual a pagar 128 euros por hacer “propaganda gay” públicamente (¿Existe propaganda que no sea pública?).

En Sudáfrica persisten las violaciones correctivas a mujeres lesbianas como mecanismo para “combatir” su homosexualidad. 

Por su parte, en Argentina aprobaron la ley de identidad de género, que reconoce la igualdad de las personas con identidades de género diversas, como transgénero, transexuales y travestis lo que implica los mismos derechos para acceder a la salud, la educación y el trabajo, así como poder tener sus documentos acorde con su identidad de género.

En Chile y en México se hicieron tristemente famosos los asesinatos de un joven gay y una activista transgénero. En Cuba la hija de Raúl Castro se ha encargado de visibilizar el trabajo que hacen diferentes colectivos por el respeto a la diversidad sexual y ha hecho que la realidad LGBT sea tema de discusión en gran parte del país.

Hace pocos días, Barack Obama se manifestó positivamente a favor de los matrimonios para parejas del mismo sexo, lo que significó (independientemente de que necesite ganar votantes para su próxima campaña presidencial) un cambio de página en la historia de Estados Unidos, donde ningún presidente antes había apoyado la legalización de esta institución.

La mayoría de avances que se han dado en Colombia han sido en materia de reconocimiento de derechos de las personas gays y lesbianas. Esto ha permitido que temas como el matrimonio, la adopción o la donación de sangre estén en medio del debate y que las personas puedan hacer uso de mecanismos legales para exigir que la ley se cumpla cuando surgen obstáculos de diferente índole.

Poco se discuten, por otro lado, los derechos de las personas transgénero, quienes deben enfrentar la falta de oportunidades laborales, de acceso al sistema de salud y de derechos sobre su documentación, sumándole a eso la gran cantidad de prejuicios que existen sobre su identidad.

¿Hubo avances positivos en Colombia a lo largo de este año? Sin duda. El reconocimiento de que las parejas del mismo sexo sí constituyen familia y de que las pensiones de supervivencia deben ser pagadas como sucede con parejas heterosexuales son dos de los hechos más importantes.

Un triunfo interesante y que pone sobre la mesa la necesaria separación que debe existir entre iglesia y Estado fue el reconocimiento de la pensión a la pareja de un sacerdote fallecido.

Si miramos el mapa más reciente producido por la asociación ILGA, vemos que el color verde con las rayitas enmarcados en el mapa de Colombia significan algo. Significan cambios, avances y el trabajo de muchas personas que se está haciendo visible por el insistente uso de mecanismos legales y alternativos para demostrar que en Colombia se pueden hacer transformaciones importantes en defensa de la diversidad y la diferencia sexual.

Los retos aún siguen siendo muchos. Hay muchas expectativas sobre la terna que está por definirse para la Procuraduría, lo que puede significar un apoyo o un obstáculo para los avances de temas LGBT.

Está también la decisión de la Corte sobre la tutela interpuesta por las madres lesbianas de Medellín que busca permitir que una de ellas adopte a la hija biológica de su pareja. El tema está en el orden del día para hoy.

Pensar en un día en el que se haga visible la lucha contra la homofobia y la transfobia en el mundo no es sólo cuestión de difundir el mapa de ILGA y decir con asombro que la homosexualidad tiene pena de muerte en 5 países del mundo.

Aunque en otros países sea legal, muchos activistas son amenazados o asesinados por defender sus derechos. A estos prejuicios es a los que más debemos apuntarles. A evitar la criminalización de las protestas, a impulsar el respeto por las diferencias, a permitir que la persona de al lado tome las decisiones que cree más convenientes para aceptarse como homosexual, bisexual, transgénero o intersexual.

Sería interesante algún día tener la oportunidad de hacer un mapa como estos, pero revisando en qué espacios sociales se discrimina a la mujer u hombre transgénero porque sus hormonas aún no tienen el efecto esperado, en qué bares el gay que no tiene un cuerpo musculoso es burlado, en qué grupo de trabajo no es tenida en cuenta la opinión de una mujer lesbiana porque no ha estudiado detalladamente las leyes y las políticas públicas de su ciudad, en qué círculo de amigos se irrespeta al único “que no ha sido capaz” de salir del clóset.

¿Clasifica esto como homofobia y transfobia? Que cada uno responda según lo que ha visto y vivido.

4 Comentarios

    • María Isabel, normalmente el término Intersexual se utiliza para referirse a personas que tienen caracteres físicos de ambos sexos. Anteriormente esto se cubría con el término “Hermafrodita” haciendo referencia a los aspectos genitales ambiguos o de ambos sexos de la persona recién nacida. Sin embargo el término Intersexual también se utiliza para referirse a personas que tienen condiciones psicológicas o anatómicas menos evidentes que las áreas genitales, con rastros de ambos géneros. Saludos.

  1. Es muy destacable los avances que los diferentes colectivos de la comunidad LGBTI han logra, en especial los reconocimientos de los derechos civiles, lo que queda es romper con la rigidez del concepto de familiar nuclear, seno o lugar en el que se anclan disciplinamientos ´que la sociedad los ve como un mandato y que dentro de las prácticas sociales son “ley”. Sigamos avanzando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here