Inicio Blogs El origen de las palabras en tiempos de política

El origen de las palabras en tiempos de política

Elijo ser Chiki para hablar recio a los poderosos. También, porque soy chik. Soy una cuarentona sexy que tiene barba. |La opinión de los colaboradores es personal y no compromete a Sentiido ni a institución alguna|
En estas épocas preelectoreras son muchas las cosas curiosas que se ven, oyen y leen; una de las que más me ha impresionado es un trino escrito por cierta candidata centro democrática a la Cámara.

Que no confundan…

La mujer en cuestión trinó así:

En un trino no es posible citar la fuente o las raíces, ni hacer explícitas las formas en que nuestra brillante lingüista, poeta y política está utilizando para componer su innovadora definición.

Me pareció bastante creativa esta etimología de homofobia y me di, entonces, a la tarea de escudriñar los orígenes y significados de otros vocablos compuestos y descompuestos. Como considero que la lengua está viva y es móvil; creo que tengo la licencia de hacer como la citada tuitera y compongo estos nuevos vocablos con el ánimo de contribuir, como lo ha hecho ella, al buen uso del español y a bajar los índices de confusión un poquitico, como diría otra conocida académica de la lengua.

Palabras por pedazos

He indagado de manera muy seria por algunas de las palabras relacionadas con las que se expresó mi colega y aprovecho este espacio para compartirlas. Como el significado de cualquier término puede ser circunstancial; se notará que en algo estoy influenciada en este momento por el ambiente político.

Animo a quienes leen este blog a seguir profundizando en las hondas y ramificadas raíces de la lengua y a aportar su granito de arena a nuestro Cabal diccionario de la etimología española.

Sin más preámbulos, les dejo mis definiciones:

Los trinos de María Fernanda Cabal del Centro Democrático
Bajo esta novedosa portada se podrán consignar algunas de los significados que propongo para ciertas palabras útiles y necesarias. Foto: Héctor Rodríguez

Alienígena

Del latín alienus = de otro y gen = origen. Se refiere a los seres o personas que originan equívocos o que son el germen de algo extraño o ajeno. Por ejemplo: un expresidente que funda un partido y luego otro y luego otro… Hasta que se llena de seguidores confundidos y empieza a ver enemigos en todas partes e incluso a pensar que lo persiguen los extraterrestres.

Candidata

Se puede pensar que proviene de cándidus = blanco. Pero en realidad, según las últimas evidencias, esta palabra designa a personas peligrosas, ingenuas y poco preparadas que aspiran a un puesto de poder gracias a sus contactos alienígenas.

Centrípeta

De latín centrum = centro, y petere = dirigirse. Se suponía que esta era la fuerza que atrae las cosas hacia el centro; pero he descubierto que se refiere a personas que se creen el centro de toda la vida social y política y entonces procuran que todas las demás se dirijan hacia allá. Es lo contrario de centrífuga que son quienes huyen del Centro para buscar caminos más libres. Esta nueva fuerza centrípeta cambia de nombre más o menos cada cuatro años pero sigue con la mano intensa en el corazón crecido.

Homosexual

Siguiendo la etimología cabal, esta palabra híbrida que combina el prefijo de origen griego homo = ser humano, y el sufijo latino sexus, (cosa que ya es sospechosa), designa a las personas que se quieren ir a la cama con cualquier tipo de ser humano. En oposición a quienes se acuestan con seres que han perdido toda humanidad; estos últimos encajan muy bien en el calificativo parafilia, cuya definición se puede leer más abajo.

Filóloga

Esta palabra proviene de las raíces Phylos = amor y logos =palabra. Se refiere a una persona con un retorcido amor por las palabras. Es decir, una charlatana o alguien con perversas inclinaciones por el uso del lenguaje para desacreditar o excluir a otras personas.

Hemofilia

Esta palabra antes designaba una enfermedad genética que causa desórdenes en la sangre; ahora, en este moderno idioma diestrocentrista podría decirse que es el amor por la sangre, ya que sus raíces son: hemo = sangre y phylos = amor. El gusto desmedido por la sangre siempre acompaña a la parafilia.

Misógino

Ya no se dice de aquel que odia a las mujeres; el sentido ha cambiado por uno más confesional. Misa = celebración religiosa o acto litúrgico, y ginos = mujer. En nuestra época contemporánea se dice de la persona que quiere mantener a todas las mujeres en misa so pena de excomulgarlas, suspenderlas o inhabilitarlas. Si las persona a quienes trata de obligar a ir a misa son hombres, se llama misántropo (anthropos = hombre).

Parafilia

En el sentido contemporáneo de este término, la partícula para se refiere a algunos grupos armados ilegales y phylos, como escribí arriba, se refiere a amor. Designa una perversión caracterizada por amor y gusto desmedidos hacia los grupos al margen de ley, conocidos como paramilitares, y la creencia ciega en que tales grupos son necesarios para “convivir”. En casos extremos esta patología lleva a las personas a buscar incluso relaciones sexuales con los paras o con sus admiradores.

Universo

Del latín universus:  unus = uno, versus = girado o en contra. Situación en la cual todo lo circundante se mueve en contra de uno. Por ejemplo cuando cada declaración que una candidata da a los medios se vuelve en su contra.

Hasta acá, mi modesta contribución a los nuevos usos políticos de la etimología. Espero que mi aporte sea de utilidad para identificar cuándo la movilidad idiomática permite tergiversar los sentidos y apoyar actos de descalificación y discriminación.

La autora del trino por el cual comencé este nuevo diccionario ha hecho su contribución a esta confusión y, como muchas otras, planea seguirlo haciendo pero ahora desde el Congreso de la República. Espero de todo corazón que quienes votan en las elecciones lo hagan porque entienden los planes de gobierno de quienes se postulan.

Pero sobre todo, espero que no lleguen a estos puestos quienes han demostrado que los quieren usar para limitar los derechos y libertades ciudadanas de otras personas. En resumen: invito a que votemos bien.

Y para retomar mi trabajo lingüístico: espero que la candidata en cuestión deje la candidez, se cure de la parafilia y la hemofilia y así logre salir de las garras de la fuerza centrípeta que la tiene sumida en su universo particular, así tal vez podrá acercarse a su propio ser homosexual.

Colofón

Para dejar rodando algunas ideas, van dos frases del célebre dramaturgo Tom Stoppard:

“Las palabras son sagradas. Merecen respeto. Si usted consigue las correctas en el orden adecuado, podrá impulsar un poco el mundo.”

“No es votar lo importante, es el recuento”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here