Inicio Miradas El Sofá, de Canal Capital, cambia de tapizado

El Sofá, de Canal Capital, cambia de tapizado

Género, diversidad sexual y cambio social.

El programa El Sofá, de Canal Capital, estrena más cambios de los que Tomás Chaves, su nuevo director, ha incorporado en este espacio de temática LGBT.

actividades y programas LGBT en Colombia
Para Tomás Chaves, actual director de El Sofá, este es un espacio de reflexión, discusión y debate sobre temas LGBT donde El Sofá tiene voz propia.

El Sofá, de Canal Capital, se renueva. Después de un año y cuatro meses al aire, Tomás Chaves, su tercer director, decidió darle un nuevo aire a este programa que se transmite los domingos a las 10 de la noche.

En la página web de Canal Capital, El Sofá se define como: “un espacio de discusión y reflexión sobre los derechos de las personas Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersexuales.

Las diferentes organizaciones, instituciones públicas y demás actores de la sociedad civil encuentran en este espacio la oportunidad de visibilizar sus acciones, políticas, propuestas y formas de activismo para aportar a la consolidación de una sociedad incluyente y diversa”.

El primer director de este espacio fue el escritor Alonso Sánchez Baute quien al poco tiempo fue remplazado por Alejandro Jaramillo Hoyos, artista, director de TV y docente de la Universidad Nacional de Colombia. Sin embargo, desde hace tres meses Tomás Chaves tiene a su cargo la dirección.

En esta nueva etapa del programa, explica Chaves, se mantiene la base teórica que dejó planteada Alejandro Jaramillo Hoyos y que maneja el equipo de Canal Capital. “Es decir, ser un espacio abierto a la academia y al debate. Lo que estamos haciendo ahora es prestándole mayor atención al tema visual: buscamos el punto exacto donde hacer un corte o la música que mejor acompañe un momento. Vamos a cambiar el cabezote, el logo y las cortinillas”.

Las notas tendrán también otros géneros narrativos y no necesariamente un estilo informativo. “Estamos entrando en la crónica, los perfiles y las historias de vida que nos permiten estar más cerca de la población.  Adicionalmente, tratamos de encontrar perspectivas visuales más contundentes”, completa Chaves.

El objetivo, agrega, es poder operar el espacio según las necesidades del tema y no tener formatos rígidos. La idea es darle la flexibilidad que necesita un concepto tan diverso como lo LGBT. “Aunque se mantendrán las entrevistas que tienen lugar en el sofá, se verá un refuerzo en los contenidos y en la calidad visual”.

Según Chaves, de manera paralela con la línea de debate y la participación de la academia que caracterizan al programa, la gente de la ciudad hablará de su cotidianidad, de su vida real, lo que incluye alegrías, pero también discriminación o dificultades para conseguir un trabajo.

Las historias de vida se están convirtiendo en una piedra angular del programa porque es la misma gente la que habla y cuenta su día a día. El impacto es mayor cuando es el protagonista quien cuenta su historia”.

¿Quién es él?

Tomás Chaves es bogotano, tiene 36 años y es bachiller del Liceo Francés. Una vez se graduó del colegio, se fue a Francia a estudiar cine. Después de terminar su carrera trabajó en la producción y dirección de comerciales, series de televisión y largometrajes. Estuvo 10 años en ese país. Posteriormente regresó a Colombia, donde ha trabajado en series, comerciales y películas nacionales.

En Francia, un amigo suyo lo conectó con Hollman Morris, actual gerente de Canal Capital: “en un viaje que hice a Colombia hablé con Hollman y empezamos a trabajar juntos en algunos proyectos. Hace tres meses me propuso formar parte del equipo de Canal Capital”.

Tomás Chaves habló con Sentiido sobre esta nueva etapa de El Sofá.

¿Qué opina de la oposición que Marco Fidel Ramírez, concejal de Bogotá, ha emprendido contra Canal Capital y, de manera específica, contra El Sofá?

actividades y programas LGBT en Colombia
Según Tomás Chaves, director de El Sofá, una de las apuestas de esta nueva etapa del programa es que la gente pueda entender y emocionarse con las historias.

En una democracia todas las personas deben tener voz. Y con mayor razón, cuando detrás de una población, como la LGBT, hay discriminación y vulneración de sus derechos.

Programas como El Sofá deben existir y la televisión pública tiene la obligación de hacerlos.

Canal Capital tomó la iniciativa y no solamente con temáticas LGBT sino con otras que son fundamentales de ser visibles. Son espacios que proponen discusiones y les dan voz a las minorías.

¿Cómo lograr que las personas heterosexuales vean un programa como El Sofá porque parte del mensaje está dirigido a ellas?

Yo soy heterosexual y todas las personas, independiente de nuestra orientación sexual e identidad de género, tenemos que hacer el ejercicio de entendernos y de respetar las identidades de cada quien.

La manera de integrar a las heterosexuales en espacios como El Sofá, es tratar temas de interés general, más allá del género y la orientación sexual. Por otra parte, también queremos estar muy cerca de la gente, llegar a las esquinas de la ciudad, para que cualquier persona pueda sentir y emocionarse con esa historia que se está presentando y que tiene lugar en su barrio.

El objetivo es generar esa cercanía para entender que la población LGBT convive con la heterosexual, comparten un mismo espacio y tienen los mismos derechos. La idea es aprender a convivir.

Por esto el programa no tendrá colores ni un lenguaje que conocen y dominan solamente los líderes y activistas LGBT. Por ejemplo, conceptos como el de “heteronormatividad” o “despatologizar las identidades” no los entiende todo el mundo. Es lograr que la gente que no tiene el “chip LGBT” todo el tiempo, sepa de qué se habla.

¿Qué opina de que algunas personas crean que programas como El Sofá o medios como Sentiido fomentan guetos?

La intención de El Sofá no es comunicarse, exclusivamente, con las personas LGBT. La idea es llegarle a la mayor cantidad de gente posible. Por otra parte, el trabajo de programas como El Sofá y medios como Sentiido hay que verlo a largo plazo.

El impacto que se está logrando en el pensamiento de algunas personas, es un adelanto de lo que se verá en la sociedad en 10 o 15 años.

¿El programa se mantendrá los domingos a las 10 de la noche?

Para mí el horario de las 10 de la noche es una muy buena hora. En ese momento la gente está disponible para ver un programa de este tipo. Hay personas que quieren que dure más tiempo pero una vez se realicen los cambios que se quieren hacer, se verá si se alarga o no.

1 Comentario

  1. Gracias a Danny Garcia (presentadora y productora), se ha llegado con buenos contenidos a la comunidad LGBTI, le deseamos toda la suerte al nuevo director en el manejo audiovisual. Zapatero a tus zapatos.. buena energia en esta nueva etapa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here