Inicio A Fondo El voto LGBT por la Alcaldía de Bogotá

El voto LGBT por la Alcaldía de Bogotá

Género, diversidad sexual y cambio social.

26 puntos incluye el documento que activistas LGBT les presentaron a los candidatos a la Alcaldía de Bogotá que asistieron al foro “Bogotá sin prejuicios”. Algunos de los aspirantes coincidieron en que la creación de más entidades LGBT no soluciona problemas de fondo.

propuestas LGBT alcaldía Bogotá
Daniel Raisbeck, del Movimiento Libertario; María Mercedes Maldonado de Progresistas y, Clara López, del Polo Democrático Alternativo durante el foro “Bogotá sin prejuicios”.

Recientemente tuvo lugar en el auditorio Luis Carlos Galán del Congreso de la República, el Foro: “Bogotá sin prejuicios”.

De los tres candidatos a la alcaldía que lideran las encuestas, solamente asistió -y ya avanzado el encuentro- Clara López, del Polo Democrático Alternativo.

Según María Mercedes Maldonado, candidata por el Movimiento Progresistas -el mismo por el que Gustavo Petro llegó a la Alcaldía de Bogotá- antes del foro los candidatos estaban en la emisora La Cariñosa de RCN Radio y mientras unos salieron de allí para el evento en el Congreso, otros tomaron un rumbo distinto.

“Parece que los aspirantes están muy comprometidos cuando se trata de hablar de construcción, autopistas y grandes inversiones, pero no cuando el tema son derechos, inclusión e igualdad”, afirmó Maldonado.

El foro, organizado por La Mesa de Trabajo LGBT de Bogotá y la Fundación Transgredir la Indiferencia, tenía como objetivo conocer las propuestas de los nueve aspirantes a la Alcaldía de Bogotá sobre diversidad sexual y género.

También buscaba que los candidatos firmaran un documento con 26 peticiones, de manera que la persona que resulte elegida, las incorpore en su plan de desarrollo. El “pliego de peticiones”, como algunos activistas llamaron al documento, incluía propuestas en las áreas de salud, cultura, educación y trabajo.

Entre los 26 requerimientos están: la realización de un mínimo de 10 documentales sobre la cotidianidad de las personas LGBT y la creación del museo de la diversidad, del instituto de cultura ciudadana, de una unidad de asuntos LGBT en la Personería Distrital, de una política pública para las personas en ejercicio de la prostitución y de una subsecretaría de sexualidad y desarrollo humano.

De los nueve aspirantes a la alcaldía, Daniel Raisbeck, del Movimiento Libertario y Alex Vernot, del Movimiento Pueblo, Tierra y Futuro, fueron los más puntuales en llegar.

Posteriormente lo hicieron María Mercedes Maldonado del Movimiento Progresistas y Clara López, del Polo Democrático Alternativo. Cerca de finalizar el encuentro arribó Carlos Vicente de Roux de la Alianza Verde.

Los activistas que lideraron el foro les formularon a los candidatos dos preguntas: ¿cuáles son las problemáticas más relevantes de los sectores LGBT? Y ¿cuáles son sus propuestas para dar solución a esos problemas?

Cada quien decide

Daniel Raisbeck respondió que la primera pregunta le parecía extraña porque son los activistas LGBT quienes mejor conocen los problemas de esta población. “Finalmente son quienes los viven”, afirmó.

propuestas LGBT alcaldía Bogotá
Daniel Raisbeck, del Movimiento Libertario, durante su intervención.

Sin embargo, dijo que los libertarios -el nombre de su movimiento- no creen que los políticos ni el Congreso tengan derecho a decirles a las personas cómo vivir. “No pueden señalarles qué hacer con su cuerpo, con quién casarse o qué sustancias consumir”.

Según explicó, esas son libertades de cada individuo. Cada quien debe tomar sus propias decisiones siempre y cuando asuma sus consecuencias y no agreda a terceros.

“Estoy en contra de quienes les parece una buena idea que temas como el matrimonio entre personas del mismo sexo se decidan mediante un referendo, con la tiranía de una mayoría. Las libertades no se deciden por votos porque le pertenecen a cada persona”.

En cuanto a las peticiones presentadas por los activistas, Raisbeck dijo que el documento tenía buenas ideas como desarrollar un programa para la prevención de enfermedades y la promoción de la atención integral de la salud. “Esos son temas que el alcalde puede manejar”.

Sin embargo, aseguró que no lo firmaría porque no va a comprometerse con incrementar el gasto público para crear programas estatales, cuando su propuesta apunta a recortarlo.

Tanto Raisbeck como María Mercedes Maldonado, expresaron su desacuerdo con la idea de crear más entidades públicas LGBT porque esto no resuelve problemas de fondo sino que crea más burocracia.

Por su parte, Alex Vernaut del Movimiento Pueblo, Tierra y Cultura, expresó que el pliego de peticiones evidencia las necesidades de algunas personas LGBT pero no lo que esta población está dispuesta a ofrecerle a la sociedad para que sea un trato recíproco.

Vernaut también dijo que aunque el alcalde Petro ha apoyado los temas LGBT, él aún no tiene claro cómo sentarse con su hijo de 14 años a hablarle de diversidad sexual y género. “Y yo creo que la política tiene que concretarse en lo personal”.

También señaló que la sigla LGBT reúne realidades muy distintas y que quizás en esta alcaldía se han apoyado unas letras más que otras.

Aterrizar las propuestas

Por su parte, Clara López recordó que la ciudad le debe al exalcalde Luis Eduardo Garzón la creación del primer centro de atención integral para las personas LGBT.

Sin embargo, dijo, es necesario aterrizar la no discriminación a realidades más concretas como el acceso al sistema de salud de las personas que, por su identidad de género, quieren cambiar de sexo.

“En el tema de VIH también se requiere un trabajo en prevención, atención y suministro de medicamentos en el marco de una política de no discriminación. Recuerdo que en la marcha LGBT me conmovieron mucho dos jóvenes que se me acercaron con unos carteles que decían: ‘abrázame, estamos conviviendo con VIH’”, agregó López.

También dijo que se requiere avanzar con la Policía en el manejo específico de poblaciones vulnerables, como la del sector de Los Mártires, en prevención de violencias y en la capacitación de policías en el respeto por la población LGBT.

“Otro punto es la formación de docentes en diversidad porque ahí es donde empieza la cadena de discriminación”, señaló López.

María Mercedes Maldonado, de Progresistas, aseguró que el principal problema que enfrentan las personas LGBT es la discriminación, un tema que se expresa en inseguridad y violencia en espacios públicos y en la dificultad para acceder a educación, trabajo y al sistema de salud.

Aunque Carlos Vicente De Roux, de la Alianza Verde, llegó cerca de finalizar el encuentro, su programa de gobierno incluye varios apartes destinados a las personas LGBT. Allí señala: “se robustecerán las estrategias tendientes a eliminar la discriminación. Se potenciará y aumentará el número de Centros de Atención Integral a la Diversidad Sexual (CAIDS), se buscará que funcionen las 24 horas para casos urgentes y se creará uno móvil”.

También especifica que se mantendrá la Casa Refugio para las víctimas de violencia por identidad de género u orientación sexual y se le dará mayor promoción para que los ciudadanos la conozcan y acudan a ella.

“Se sensibilizará y capacitará a los agentes de policía en enfoque diferencial y en derechos de la población LGBTI, de tal manera que se vinculen activamente en la ruta de protección de derechos y de atención al hostigamiento por orientación sexual e identidad de género”.

El programa incluye la creación de un sistema de seguimiento de casos de violencia policial. “Además, se trabajará de la mano de la Secretaría de Educación para formar a rectores y maestros y prevenir la violencia contra personas LGBTI. Se brindará atención psicosocial a los estudiantes LGBTI y a sus familias y se hará un especial acompañamiento a los colegios”.

“Se avanzará en la garantía del derecho a la salud de toda la población LGBTI, en especial de las personas trans y de aquellas dedicadas a la prostitución. Se procurará que los servicios de promoción de la salud sexual que prestan los hospitales, tengan un enfoque dirigido a las personas LGBTI”.

“Se promoverán políticas antidiscriminación en las entidades del distrito para evitar el hostigamiento y la violencia laboral. Se fortalecerá el Observatorio de la Política Pública por la garantía de los derechos de lesbianas, gais, bisexuales y trans para que produzca estudios y diseñe indicadores que permitan hacerle un seguimiento”, incluye el programa de De Roux.

Los que no fueron

A pesar de que Rafael Pardo, candidato por el Partido Liberal en coalición con el Partido de la U y en acuerdo programático con el Movimiento MIRA, no asistió al foro, su programa de gobierno señala que la diversidad debe ser incentivada, protegida y respetada.

“Sin importar la orientación sexual o identidad de género todos tenemos derecho a disfrutar de la ciudad sin miedo a ser discriminados. Para ello definiremos una política integral que impacte positivamente el acceso a derechos de las personas lesbianas, gais, bisexuales y trans (LGBTI)”.

También dice: “combatiremos los prejuicios que impiden el disfrute de derechos de la comunidad LGBT. Tendremos un espacio público seguro para todos los bogotanos sin importar su orientación sexual o identidad de género. Se institucionalizará de manera adecuada la garantía de derechos de la comunidad LGBT. Nuestros jóvenes LGBT podrán sentirse seguros en colegios, universidades y en sus entornos. La cultura ciudadana incluirá el respeto (no la tolerancia) como base de la celebración de la diversidad”.

En su propuesta de gobierno Enrique Peñalosa, el otro candidato que lidera las encuestas pero que tampoco asistió al foro, dice: “tenemos que ser capaces de profundizar los procesos orientados al respeto de la diversidad como riqueza social, para construir una sociedad en la que primen el respeto y la interacción entre los ciudadanos, sin importar sus creencias, gustos, orientaciones, credos o color, entre otros”.

Y agrega: “el irrespeto a la diferencia se ha convertido en una de las fuentes de violencia más preocupantes que tenemos. Los casos de bullying, maltratos, abusos y violación de derechos surgen justamente por discriminaciones absurdas en contra de la población LGBTI, afro, indígena y otros grupos diversos”.

Por último, el programa de Francisco “Pacho” Santos, candidato por el Centro Democrático, afirma: “seremos defensores de la Ley 1482 de 2011 que tiene por objeto garantizar la protección de los derechos de las personas que son vulneradas a través de racismo o discriminación por razón de su condición, raza, nacionalidad, sexo u orientación sexual”.

“Apoyaremos los programas de capacitación y emprendimiento para que las personas LGBTI que actualmente se desempeñan como trabajadores sexuales puedan tener otras opciones. Revisaremos el presupuesto, los planes y programas de esta población para que se enmarquen en igualdad de derechos a las demás poblaciones vulnerables”.

“Destinaremos una línea de atención para los casos de violencia y agresión contra esta comunidad. Fortaleceremos una cultura de tolerancia y no discriminación hacia los grupo poblacionales con distinta orientación sexual”, dice el programa de Santos.

Ahora el reto es revisar con detenimiento cada uno de los programas de los aspirantes y salir a votar el domingo 25 de octubre para elegir, a conciencia, el próximo alcalde de Bogotá (2016 y 2020), teniendo en cuenta no solamente sus propuestas en diversidad sexual y género, sino en áreas tan importantes para la ciudad como la seguridad, la movilidad, la educación y el medio ambiente.

Enlaces relacionados: 

Se necesitan más políticos abiertamente LGBT
“Estoy entrenada para vivir con la diferencia”
“Hay que insistir con el matrimonio igualitario”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here