Inicio Miradas En defensa de la familia

En defensa de la familia

Género, diversidad sexual y cambio social.

Querer “defender” la familia implica que existe una supuesta amenaza aunque esta no se nombre. La de ayer, fue una jornada a la que algunas personas no estaban invitadas.

cómo defender la familia tradicional
En la tarima, algunos de los líderes cristianos que convocaron al evento.

Los asistentes a la Jornada Nacional por la defensa de la familia, organizada por las iglesias cristianas del país, parecían tener claro el mensaje de que la familia es el núcleo de la sociedad y es una institución sagrada.

Lo que parecía confuso era de qué había que defenderla, pues las personas a quienes se les preguntó dieron respuestas evasivas.

La plaza de Bolívar estaba cercada por todos sus lados evitando así la entrada de “ciertas” personas. No había normas claras sobre la restricción del acceso, pues los medios y los transeúntes solo tenían que abrir sus carteras y maletas, revisadas por miembros de un equipo de logística, para poder hacer parte del evento.

Sin embargo, en el costado occidental de la plaza, justo entre la Catedral Primada y la línea de vallas metálicas escoltadas por vigilantes de chaqueta amarilla, se reunió un grupo de personas de la población LGBTI para manifestar su mismo interés por afirmar la existencia de las familias diversas y diferentes.

Para esto, se acompañaron de banderas y pancartas con mensajes de respeto. En ese pequeño corredor reservado para “aquellas” personas que no pudieron ingresar a la Plaza (siendo esta un espacio público al que no se le puede negar la entrada a nadie) también hicieron presencia miembros de comunidades cristianas que aceptan a las personas independientemente de su orientación sexual o identidad de género.

Como se sabe, la Constitución Política de Colombia, en el artículo 19, garantiza la libertad de cultos. Esto resulta positivo tanto para quienes profesan una fe dentro de la Catedral Primada, dentro de la Plaza de Bolívar cercada por vallas o por fuera de ella, en iglesias o comunidades menos poderosas.

Sin embargo también es cierto que en esta misma Carta se establece que el Estado colombiano es laico (aunque en el preámbulo se invoque el nombre de Dios) y por esta misma razón hay que evitar la intervención de la fe en la creación y el ejercicio de las leyes.

cómo defender la familia tradicional

El hecho de que políticos y empresarios se reúnan en un espacio público a profesar su fe justo cuando está cerca de vencerse el plazo para que la Corte Constitucional decida sobre la tutela de adopción por parte de una pareja del mismo sexo, y cuando se acerca la (re)elección del Procurador, es un ejemplo diciente del tipo de “presiones” que quieren ejercer sobre la población y los gobernantes.

Las reiteradas críticas que el concejal del PIN Marco Fidel Ramírez (presente en la tarima de la Jornada) ha hecho a la presencia de personas LGBTI en la alcaldía de Bogotá, sumado al nefasto vídeo que publicó como parte de su campaña en 2011 muestran, con mensajes que incitan al miedo y a la intolerancia de la diferencia, que la Jornada del 6 de septiembre no era un simple encuentro de personas que creen en Cristo y su mensaje, sino una reunión bien planeada para ponerle freno a las familias que se salen del esquema tradicional.

Pueden haber silenciado uno de los temas que con más interés los reunía ayer, pero para otros era claro. La familia es solo una, la del papá y la mamá, y las personas que no sean heterosexuales no están invitadas a la fiesta.

2 Comentarios

  1. Mario con el debido respeto que usted merece, este tipo de eventos goza de los mismos derechos que la marcha del orgullo gay, mucha gente dira que asco esa marcha, y entonces se esta entrando a discriminar de una forma u otra.
    Personalmente y en vez de molestarme este tipo de eventos me gusta pues deja ver que existe la libre expresión en nuestro país, que así como los de la comunidad nos reuimos para exigir ciertos derechos, las iglesias y cualquiera que sienta que debe hacerlo tiene el derecho de manifestarse. es ya decisión del estado y la normatividad existentes decir a quien le da la razón pero mientras tanto… ¡PUES QUE VIVAN LAS PROTESTAS Y MEJOR SI SON PUBLICITADAS PUES NOS ANIMAN A NO CALLAR ANTE NINGUNA SITUACIÓN!

  2. Este articulo contienen un graso error: en ninguna pare de la constitucion de 1991, ni en la ley de libertad de cultos (133 de 1994,7) dice que Colombia es un Estado Laico. Es enormemente dañino continuar con un discurso que no corresponde a la realidad filosófica del Estado Laico. Las cosas se deben llamar por su nombre. El Estado Laico no se limita a la libertad de cultos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here