Inicio Miradas Gerónimo Ángel y la posibilidad de ser

Gerónimo Ángel y la posibilidad de ser

Género, diversidad sexual y cambio social.

Después de su presentación en La Voz Kids, Gerónimo, hijo del futbolista Juan Pablo Ángel, fue víctima de burlas y señalamientos. Esto refleja que aún falta mucho camino por recorrer para que la indignación por casos como el de Sergio Urrego conduzca a cambios reales. 

bullying por ser gay
Este es el momento en que el futbolista Juan Pablo Ángel le dice a su hijo Gerónimo que pasó la audición para presentarse en La Voz Kids.

El 7 de septiembre Colombia amaneció indignada. Se había hecho público el caso de Sergio Urrego, un joven de 16 años que por la presión que sufrió en el colegio donde estudiaba, decidió suicidarse lanzándose desde la terraza de un centro comercial.

Detrás de su decisión estaban las directivas del colegio Gimnasio Castillo Campestre, la institución donde estudiaba, y a quienes seguramente su “idoneidad moral” les impedía aceptar a un estudiante que no fuera heterosexual.

Hicieron, por tanto, todo lo que estuvo a su alcance para que Sergio no continuara allí. Y ya se conocen las implicaciones de esto.

Menos de un mes después, Gerónimo Ángel, de 13 años e hijo del futbolista Juan Pablo Ángel se presentó en el concurso La Voz Kids del Canal Caracol. Su presentación, interpretación y el hecho de quedar seleccionado por Fanny Lu, pasaron a un segundo plano. De inmediato, las redes sociales se llenaron de comentarios como estos:

A Sergio Urrego lo mató que aún en Colombia ser homosexual sea estigmatizado y el hecho de que no ser heterosexual sea percibido como algo “raro” que debe ser censurado.

También contribuyó en la decisión que Sergio tomó, continuar creyendo que los hombres deben tener unos determinados comportamientos y las mujeres otros. Que los primeros deben ser masculinos y estas últimas femeninas, porque así lo “manda” la sociedad.

Comentarios como los que han circulado en las redes sociales sobre Gerónimo (al punto que Juan Pablo Ángel se convirtió en tendencia en Twitter) son materia prima para legitimar el bullying escolar. Y Sergio Urrego dejó en evidencia una de las consecuencias de impedirle a alguien ser como es.

Por supuesto, no se trata solamente del miedo a que Gerónimo pueda ser víctima de intimidación en el colegio, en el barrio o de manera virtual, sino de ir más allá para preguntarse: ¿por qué una orientación sexual no heterosexual sigue siendo materia de burlas y señalamientos?

¿Por qué una persona se siente autorizada para cuestionar a otra que no responda a los roles de género impuestos por la sociedad? ¿Dónde quedan la libertad, el respeto y la empatía?

No es gratuito que jóvenes como Sergio opten por el suicidio, él no tomó esta decisión de un día para otro. Detrás había una historia. Si de verdad su caso conmovió al país, si realmente no se quiere volver a pasar por situaciones tan lamentables como esa, es hora de no alimentarlas.

Lo positivo es que no todo está perdido. Por las redes sociales también circularon comentarios de admiración y respaldo a Juan Pablo Ángel por cumplir con su rol de papá apoyando y sintiéndose orgulloso de su hijo tal como es. Estos son algunos:

Lo más destacable de esta situación es que el programa se manifestara a favor del respeto, pues es un mensaje que le llega a miles de personas, entre niños y adultos. También, que Juan Pablo Ángel demuestre ser un padre que sabe reconocer la individualidad de sus hijos, la promueva y la haga respetar.

Enlaces relacionados: 

Bullying: ni inofensivo ni normal
El bullying por homofobia debe salir del clóset
El camino para decirle “no” al bullying por homofobia
El caso de Valerie
El colegio de Sergio Urrego, reflejo de la sociedad
El “matoneo” escolar no se detiene
El acoso escolar virtual, ¿un mundo sin límites?
Él / Ella / Nosotros
Modelos para prevenir la intimidación por homofobia en Colombia
El comienzo del fin del bullying por homofobia 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here