Inicio A Fondo Hombres ¿feministas?

Hombres ¿feministas?

Género, diversidad sexual y cambio social.
Hombres feministas
Alex Pérez. Foto: archivo particular.

Alex Pérez

Profesor de la Facultad de Ciencias Sociales y Educación de la Universidad de Cartagena. Responsable de investigaciones en la Corporación Caribe Afirmativo.

“Muchos hombres son discriminados porque no obedecen a las lógicas masculinas impuestas por la sociedad”

Alex llegó al feminismo cuando empezó a ser consciente de los privilegios que tenía por el hecho de ser hombre y de las opresiones que las mujeres viven por ser mujeres. Como hombre gay, femenino, se dio cuenta de que la sociedad obliga a “masculinizar” a quienes buscan formar parte de escenarios de poder.

A esta reflexión se sumó el hecho de estar rodeado de mujeres y de personas excluidas en sus espacios de trabajo, hecho que lo llevó a construirse desde el feminismo y a percibir el poder masculino como un modo de opresión.

Se define como feminista porque en la academia y en su vida cotidiana es consciente de las desigualdades entre hombres y mujeres. A Alex le preocupa no solamente que se diga que los hombres no pueden ser feministas -le parece una posición esencialista- sino que también se difunda que se debe estar en contra del feminismo.

1. Hace unos días en una entrevista en el portal La Silla Vacía, la psicóloga y feminista Florence Thomas dijo: “ningún hombre puede ser feminista, pero sí pueden ser solidarios”. ¿Qué opina de esta afirmación?

No comparto esta afirmación. Yo, por supuesto, no puedo representar a las mujeres, pero sí puedo pensar y hablar desde una orilla no machista. Es fácil decir que los hombres no pueden ser feministas pero también hay que escucharlos porque muchos de ellos han sido discriminados porque no obedecen a las lógicas masculinas dominantes impuestas por la sociedad.

2. La periodista Catalina Ruiz-Navarro expresó en una columna que cualquier persona, incluidos los hombres, pueden ser feministas siempre y cuando estén dispuestos a desmantelar las discriminaciones y desigualdades en todos los aspectos de su vida. ¿Qué opina de esta posición?

Me acerco más a esta postura. Creo que la discusión avanza más en este sentido. De lo contrario caemos en esencialismos peligrosos como que si una persona no es negra o no se reconoce de esta manera no puede pronunciarse contra el racismo o, si no es gay o lesbiana, no puede hablar de homofobia o de prejuicios por orientación sexual. Por supuesto que yo como hombre gay no represento a las mujeres trans, pero sí considero que tengo la capacidad de reconocer y de luchar conjuntamente contra las desigualdades.

3. ¿Qué opina de la idea de que no les corresponde a los hombres discutir hacia dónde deben ir los feminismos, sino que el principal deber de un hombre feminista es auto evaluarse para evitar comportamientos discriminadores?

Auto evaluarse a diario es insuficiente. Estas son discusiones que tanto mujeres como hombres desde distintos escenarios pueden plantear. Es cierto que las escuelas de género y de espacios que se reconocen como feministas son mayoritariamente de mujeres y también que en algunos de estos existe cierta predisposición a los hombres que se reconocen como feministas, pero esto no significa que sean las mujeres las responsables de definir la apuesta de los feminismos. Este es un asunto que les compete a todas las personas que queremos enfrentar la opresión masculina.

4. Algunas personas coinciden en que no les compete a los hombres decir si pueden o no formar parte de la lucha por la igualdad de género sino que este es un asunto exclusivamente femenino. ¿Qué opina al respecto?

Me parece una posición segmentada y peligrosa, porque el mundo terminaría dividido en particularidades y cada quien solamente podría opinar y trabajar desde su orilla. Creo que desde las distintas diversidades debemos pensarnos como sociedad y enfrentar las diferentes formas de opresión que atacan de una u otra manera por ser mujer, homosexual, lesbiana, negro, pobre…

5. ¿De qué manera cree que los hombres pueden aportar a darle un nuevo significado a ser hombre y a trabajar en temas como las nuevas masculinidades?

Una manera es a partir del lenguaje o discurso. También en la cotidianidad y en la manera como nos relacionamos con los otros. Es importante reflexionar sobre los prejuicios y creencias misóginas que se han vuelto parte de nuestro día a día y formar parte activa de las luchas del feminismo y en contra del machismo.

Ir a la página siguiente…

Enlaces relacionados:

A pesar de la impunidad, 6 años de un Caribe más afirmativo
La diversidad sexual y de géneros presente en La Habana
Se necesitan más políticos abiertamente LGBT
La Marcha de la Diversidad de Cartagena y el asunto de la Aduana
Violencia contra las personas LGBT, ¿hasta cuándo?
¿Por qué asesinaron al líder LGBT José Joaquín Herrera?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here