Inicio A Fondo Hombres ¿feministas?

Hombres ¿feministas?

Género, diversidad sexual y cambio social.
Hombres feministas
Ricardo Abdahllah. Foto: archivo particular.

Ricardo Abdahllah

Escritor y periodista.

“Un hombre no puede ser del todo feminista porque así no quiera, se beneficia de un sistema machista”

Su llegada al feminismo no fue algo que ocurrió de la noche a la mañana. Fue un proceso que empezó con la educación que recibió en su casa. Creció al lado de una mamá progresista que siempre les inculcó a él y a su hermana la igualdad y el respeto. “Nunca hubo esa división de que a las mujeres les corresponden determinados roles y a los hombres otros”, señala.

Después, cuando estudiaba Ingeniería Electrónica en la Universidad Industrial de Santander (UIS), en Bucaramanga, se encontró con grupos feministas donde empezó a tener más presentes estas discusiones, que tomaron fuerza en Francia, país en el que vive desde hace 10 años.

A Ricardo no le parece útil discutir si un hombre puede o no llamarse “feminista” o si es mejor nombrarse “aliado” o “solidario”. “La idea es romper con estereotipos de que si un hombre se nombra feminista sería entrar a un terreno que no le corresponde, pero si se define como aliado podría interpretarse como que está ahí, pero no del todo”, agrega.

Prefiere decir que es feminista porque está convencido de su lucha y porque sabe que todavía hay mucho por hacer. “Más que como uno se defina, lo importante es la lucha”.

1. Hace unos días en una entrevista en el portal La Silla Vacía, la psicóloga y feminista Florence Thomas dijo: “ningún hombre puede ser feminista, pero sí pueden ser solidarios”. ¿Qué opina de esta afirmación?

Yo creo que lo que Florence Thomas quiso decir no es tan en blanco y negro como parece. No es que un hombre no pueda ser feminista sino que por el hecho de ser hombre, disfruta de los privilegios de un sistema machista. Un hombre no puede ser del todo feminista porque así no lo quiera, se beneficia de un sistema machista.

2. La periodista Catalina Ruiz-Navarro expresó en una columna que cualquier persona, incluidos los hombres, pueden ser feministas siempre y cuando estén dispuestos a desmantelar las discriminaciones y desigualdades en todos los aspectos de su vida. ¿Qué opina de esta posición?

Estoy de acuerdo y no creo que exista una contradicción entre su posición y la de Florence Thomas. No hay un feminismo sino luchas e ideas feministas que persiguen una igualdad que interpretan de distintas maneras, pero en últimas todas apuntan a la desaparición de los privilegios para los hombres.

3. ¿Qué opina de la idea de que no les corresponde a los hombres discutir hacia dónde deben ir los feminismos, sino que el principal deber de un hombre feminista es autoevaluarse para evitar comportamientos discriminadores?

Estoy de acuerdo. El cambio comienza por uno. Sin embargo, un hombre que se define como feminista, puede más o menos ser consciente de cuánto está aprovechando los privilegios que ofrece el sistema, entonces hay que ir más allá y señalarles a los amigos, familiares, colegas y a quienes se aprovechan de sus privilegios de hombre que ciertas actitudes son discriminadoras y les quitan oportunidades a las mujeres. También hay que cuestionar a quienes tratan de simplificar o ridiculizar los feminismos.

“Son las mujeres quienes deben decidir para dónde van los feminismos y cuáles los objetivos de la lucha. Mal haríamos los hombres en intervenir en ese aspecto. Los señalamientos nos los tenemos que hacer entre nosotros”.

4. Algunas personas coinciden en que no les compete a los hombres decir si pueden o no formar parte de la lucha por la igualdad de género sino que este es un asunto exclusivamente femenino. ¿Qué opina al respecto?

Hay espacios donde las mujeres deben discutir entre ellas. Creo en esos espacios, pero también en otros mixtos. No son los hombres quienes deben decidir para dónde van los feminismos, pero también tienen la libertad de decir si están de acuerdo o apoyan algo.

Yo no criticaría una lucha feminista como no criticaría la lucha por los derechos de cualquier comunidad. Diría en qué estoy de acuerdo y en qué no, pero siempre respetando sus objetivos.

5. ¿De qué manera cree que los hombres pueden aportar, de la mano de los feminismos, a darle un nuevo significado a ser hombre y a trabajar en temas como las nuevas masculinidades?

Lo primero es no negando las desigualdades, dejando de pensar que porque las mujeres pueden votar entonces no hay diferencias. También es importante no asumir posiciones caricaturescas de que las feministas son de una u otra manera.

Es fundamental que los hombres seamos capaces de identificar los privilegios que tenemos y tratar de desmontarlos. Hay que dejar de tenerle miedo o pena a asumir una posición de feminista o aliado y cuestionar el papel de macho incapaz de ser solidario con las mujeres.

Ir a la página siguiente…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here