Inicio Miradas La papa criolla y la diversidad sexual

La papa criolla y la diversidad sexual

Género, diversidad sexual y cambio social.
Tras las recientes protestas en Colombia, Sentiido se pregunta si el movimiento por la diversidad sexual y de género debería vincularse a las protestas de otros sectores sociales como el de los campesinos.
cómo vincular lo LGBT con otros movimientos sociales
Imagen: María Jiménez /Cortesía

La movilización estudiantil de 2011 en Colombia demostró que las diferentes formas de protesta pueden renovarse y atraer la atención de personas que no están vinculadas directamente, para así conseguir aliados y mucha solidaridad.

También evidenció que la educación es una asunto de todos: hasta de aquellos que no han nacido aún.

Las recientes movilizaciones del sector agrario en el país han vuelto a poner sobre la mesa esta situación, al mostrar las difíciles y muchas veces precarias condiciones en las que debe trabajar, producir sus cosechas y venderlas a intermediarios.

La papa, la cebolla, la leche, el pollo y el café, entre otros productos básicos de la canasta familiar, se están viendo afectados no solo por los TLC firmados con Corea del Sur o Estados Unidos, como en muchos casos se ha planteado. También por la negligencia con la que históricamente muchos gobernantes han tratado la siempre pospuesta y tan necesaria reforma agraria.

Esta situación puede parecer lejana a las demandas que los sectores LGBT o de diversidad sexual y de géneros han llevado a cabo en Colombia desde las últimas décadas del siglo XX. Al fin y al cabo, ¿qué tiene que ver la papa criolla con el transgenerismo? o ¿El pollo con la homosexualidad (aunque Evo Morales y Natalia París hagan creer que sí hay una relación…)?

Sentiido se ha estado haciendo esta pregunta desde hace varios días y recientemente, en conversación con una amiga y asesora de la Fundación que cobija a esta página web, salió a relucir el tema. Ella se preguntaba si era importante publicar algo al respecto y buscar una manera de vincular la situación agraria con el género y las orientaciones sexuales.

“Es difícil”, pensamos. Pero también comprendimos que no era descabellado, como lo propuso un activista en Facebook, sacar la bandera arco iris a las concentraciones en solidaridad por los campesinos.

cómo vincular lo LGBT con otros movimientos sociales
Algunos manifestantes en Cali vincularon la diversidad sexual al paro agrario. Foto: Stella Pinzón. @stellapg

Los alimentos producidos en Colombia y su comercio justo involucran a toda la población independientemente de su género, orientación sexual, raza o empleo.

Sin embargo, también tocan un aspecto fundamental de los movimientos sociales como el LGBT, dado que tienen una naturaleza similar: reclaman trato justo, respeto por la igualdad y, sobretodo, el ejercicio de una ciudadanía plena.

En este sentiido, quienes se movilizan por los géneros y la diversidad sexual, entienden el lenguaje de las protestas campesinas: saben, porque en muchos casos lo han vivido, que la desprotección del Estado y la generalizada indiferencia de otros sectores sociales obligan a hablar en voz alta y a sacrificar pequeñas comodidades para asumir una posición crítica y contestataria.

La empatía y la solidaridad es la columna vertebral de todo esto. Al movimiento de diversidad sexual y de géneros sí le debe importar lo que pasa con los campesinos, con las etnias, con los maestros o con las personas de la tercera edad.

Aunque las demandas en algunos casos sean diferentes, los mecanismos y la experiencia de marginalidad frente a otros sectores que gozan de más privilegios muestran que en Colombia, como en muchos otros países del mundo, la garantía plena de los derechos y la construcción de paz no es solo dejando las armas.

Es también construyendo espacios de diálogo, creando oportunidades laborales y educativas, reconociendo la diferencia y respetando las variadas formas de habitar el mundo: bien sea en un sembrado o en una oficina.

Sentiido compartió hoy en su Facebook la siguiente pregunta:

cómo vincular lo LGBT con otros movimientos sociales

 Y esto fue lo que algunas personas respondieron:

Sin duda informarse, cuestionarse y proponer deben ser los puntos de partida de las movilizaciones. Sin debate y sin difusión de las ideas, es difícil que otras personas conozcan más puntos de vista. Por esto agradecemos a todas las personas que compartieron sus opiniones y enriquecieron la discusión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here