Inicio Miradas Más razones para hablar de religión y diversidad sexual

Más razones para hablar de religión y diversidad sexual

Género, diversidad sexual y cambio social.

Por hechos como el ocurrido recientemente en el que un sacerdote sacó a un joven LGBT de la iglesia, Sentiido ratifica su interés de seguir hablando de religiones y diversidad sexual y de género respetando todas las diferencias.

religión y diversidad sexual
Luis Fernando Palacio denunció lo sucedido a través de un vídeo que compartió en sus redes.

Hace unos días un joven denunció a través de sus redes sociales que en el municipio de Anzá (Antioquia) el sacerdote Rodrigo de Jesús Argáez lo había sacado de la iglesia mientras él participaba en la misa de domingo. (Ver: Diversidad sexual y nuevas alternativas espirituales).

Según relató, mientras rezaba con los ojos cerrados, el padre se le acercó y le dijo “te salís, te salís. Te advertí que si entrabas vestido de mujer te sacaba“, haciendo alusión a su expresión de género. (Ver: A mí sí se me nota).

Como era de esperarse, el joven se sintió maltratado y en el vídeo que compartió menciona que si Dios, que es perfecto, lo creó como es, cómo puede un sacerdote sacarlo de la iglesia, un espacio donde todas las personas deben ser bienvenidas.

“Si Dios me hizo así, ¿por qué  el sacerdote tenía que ridiculizarme con la gente que estaba en la iglesia?”.

Si para los creyentes la promesa más importante de Jesús fue el amor y uno de sus mandamientos fue amarse los unos a los otros, ¿por qué un sacerdote se siente con derecho de expulsar de la iglesia a una persona que está orando?

Ante la denuncia, en las declaraciones que dio a los medios de comunicación, el sacerdote señaló que lo sacó porque no estaba vestido de manera adecuada.

Entonces, si el sacerdote se toma atribuciones de “censor de vestuario” que no le corresponden, valdría la pena preguntarle a cuántos feligreses ha expulsado por asistir, digamos, en pantaloneta o sudadera.

En todo caso, la discusión va más allá. Una persona lesbiana, gay, bisexual o trans (LGBT) tiene todo el derecho de profesar y practicar la fe que elija –o no profesar ninguna– pues las creencias religiosas son para quienes quieran seguirlas y no están diferenciadas por orientación sexual, expresión o identidad de género.

Señalar que el joven “se lo buscó”, como se vio en algunos comentarios, por asistir a la misa conforme a su expresión (o identidad) de género, es como cuando le preguntan a una mujer que fue abusada sexualmente por qué salió a la calle con minifalda. La culpa nunca será de la víctima.

También es cierto que si un sacerdote, figura que en muchos espacios es un líder, maltrata a una persona por ser quien es, ¿cómo se les puede pedir a los demás que no lo hagan?

“Queda demostrado que las personas que más deben dar ejemplo nos atacan”, expresó el joven en el VÍDEO.

¿Cómo se les puede exigir a los estudiantes que no molesten a sus compañeros LGBT o cómo reclamar que las empresas contraten a las personas sin importar su orientación sexual e identidad de género? El padre con su ejemplo legitimó la violencia contra la diferencia. (Ver: El bullying por homofobia debe salir del clóset).

religión y diversidad sexual

Por hechos como este, Sentiido ratifica su interés de seguir hablando de religión y diversidad sexual y de género y de continuar promoviendo el respeto por la libertad de cultos y por el libre desarrollo de la personalidad.

Ser LGBT no excluye la posibilidad de profesar una fe. Lo uno no tiene nada que ver con lo otro. Las religiones son para quienes quieran seguirlas. (Ver: El activista espiritual).

Como parte de este compromiso, Sentiido organizó en octubre pasado en alianza con la Facultad de Teología y el Instituto Pensar de la Universidad Javeriana, entre otras organizaciones, el foro “Creando puentes entre diversidad sexual y religión”. (Ver: ¡Todo listo para hablar de religión y diversidad sexual!).

También hemos publicado algunos contenidos al respecto y seguiremos avanzando por este camino para evitar que ámbitos tan importantes de la vida de una persona –su espiritualidad y su orientación sexual e identidad de género– no puedan convivir en perfecta armonía.

Sigue la discusión en redes y participa con el HT #ReligiónMásDiversidad.

#ReligiónMásDiversidad es un proyecto apoyado por la Fundación Open Society Institute en cooperación con el Programa para América Latina de Open Society Foundations.

Enlaces relacionados: 

¿Qué dice la Biblia realmente sobre la homosexualidad?
Hay muchas voces religiosas que no son “antiderechos”
La mezcla entre religión y política, ¿inevitable?
Diversidad sexual y nuevas alternativas espirituales
El activista espiritual
La sanación emocional
El budismo, de la mano con los derechos humanos
El sí pero no de la Iglesia Católica frente a los homosexuales
Por sus obras les conoceréis
Nerú, ¿un traidor de la homosexualidad?
Ser homosexual y ser feliz
Andrés Gioeni, el primer exsacerdote católico casado con otro hombre