Inicio A Fondo Premios Sentiido a los Oscar 2014

Premios Sentiido a los Oscar 2014

Género, diversidad sexual y cambio social.

El lobo de Wall Street  (The Wolf of Wall Street)

Por: Lina Cuellar

Director: Martin Scorsese
Idioma original: Inglés
País: Estados Unidos
Duración:  180 minutos
Protagonistas: Leonardo DiCaprio, Jonah Hill
Calificación:

El lobo de Wallstreet, como La gran estafa americana, también reseñada en este especial, es una excelente entretención más del modelo de hombre exitoso norteamericano. En realidad, ambas películas tienen mucho en común (principalmente los temas más tratados en este tipo de películas, provenientes de Estados Unidos): los hombres adinerados que no temen usar todos los recursos a su alcance para acumular más riqueza, las mujeres voluptuosas y beneficiarias del ingenio de sus maridos y amantes y los medios más recurrentes para la diversión: sexo, drogas y rock and roll.

Esta película trata la historia de Jordan Belfort (Leonardo DiCaprio), un hombre cuyo sueño es ser un exitoso corredor de bolsa. Sin embargo, a medida que va entrando en el mundo de las acciones, va descubriendo que se necesita más que buena voluntad y sueños para llegar lejos: es necesario convertirse en un depredador en todas las dimensiones de su existencia.

Vista desde una perspectiva de género y diversidad, la película tiene poco que mostrar. La mayoría de mujeres son superficiales, sumisas, voluptuosas y desesperadas por no dejar ir a su marido, el hombre talentoso, millonario, despiadado y guapetón. Solo aparece una mujer que se iguale a los dueños de la firma y a quien se le reconoce haber estado desde los inicios de la empresa, ser igualmente exitosa y adinerada. Esta malicia y lealtad, sin embargo, parece no ser suficiente para que participe en las reuniones de la junta directiva ni en las fiestas en casas con piscina a la orilla del mar.

El sexo, un aspecto fundamental de la película, muestra así mismo a las mujeres como diversiones que se pueden comprar, sumado a una novedad: son perfectos instrumentillos para un consumo de drogas más placentero. La escena más representativa de esto es el momento en que Belfort fuma droga con un pitillo de cristal que está inserto en el ano de alguna señorita. También aparecen la dominatriz, la esposa gatuna y hambrienta pero fiel, la Barbie que se forra el cuerpo en billetes para ir a consignarlos a Suiza, entre muchas otras. La conclusión más adecuada podría ser que las mujeres están ahí para ser consumidas sexualmente por los protagonistas y metafóricamente por los espectadores.

Además de esto, hay que sumarle que a lo largo de los 180 minutos que dura la cinta, solo aparece una persona negra al fondo del escenario, un simple empleado que sale menos de 5 segundos levantando los brazos a manera de celebración con el resto de sus compañeros.

En el caso de los hombres, a pesar de que predominan en el guión, las escenas, la trama y todo lo demás, parece haber muy pocas diferencias entre ellos. Los dos protagonistas son igual de ambiciosos, geniales, adictos y casados. Disfrutan de los privilegios que les ha traído la depredación en el mundo financiero y en ningún momento se detienen a pensar si serán arrestados, si se morirán de sobredosis o si les duele la espalda. Son perfectos consumidores y destructores de todo lo existente.

Aunque la película tiene un buen sentido del humor, un guión entretenido, critica duramente el sistema demencial del mundo financiero y no se retiene en mostrar los excesos en los que caen muchas personas como Belfort, es una reinterpretación de historias que ya se han visto antes. Y también, aunque vale la pena verla, en este especial, El lobo de Wallstreet recibe un Sentiido.

4 Comentarios

  1. “Cinco Sentiidos” al especial de los premios Sentiido Oscars 2014. ¡Felicitaciones a las colaboradoras!

  2. Esta reseña de Lobo de Wall Street muestra por qué esta perspectiva para evaluar las películas puede ser completamente absurda. ¿Si el mundo que retrata es machista, racista y de mujeres operadas debería tener otro tipo de personajes?

    • Hola Alejandro, gracias por tus comentarios. Entendemos que
      analizar las películas desde un lente de género y diversidad sexualidad puede ser limitante en tanto deja por fuera otras características importantes de la películas.

      Sin embargo, este es el ejercicio al que invitamos a los lectores. Lo que queremos resaltar no es qué tan machista es el espacio retratado sino cómo la película misma presenta este tema. Es decir, se puede narrar una historia sobre un tema o una situación bastante “masculina” pero con un punto de vista de crítico, como en el caso del Capitán Phillips (donde prácticamente no hay personajes femeninos), usando estrategias como la profundidad psicológica, etc, para no caer en narrativas que refuercen los estereotipos de género. Se pueden contar historias con personajes “machistas, racistas y con mujeres operadas” que no promuevan el machismo, el racismo ni la objetivación de la mujeres, y al hacer este tipo de análisis pretendemos promover el debate de dónde y cómo se puede articular esta diferencia.

      También, lo que dices de “Ella” es muy interesante y nos encantaría pensar la película desde la perspectiva que propones. Te invitamos a escribir una reseña con esta idea para compartirla con los lectores y promover el debate y diversas maneras de ver (también, aunque no sólo), el cine. Escríbenos a editorial@sentiido.com

  3. Me gusta esta reseña de “Her”, me gusta que es ácida, y que muestra que la mirada moralista de sentiido puede servir para dar un giro. Propongo un juego, ¿si lo que aquí se critica, se entiende como una “confesión” del director? ¿no se vuelve una película de cinco sentiidos? ¿qué tal si se trata de un hombre que revela su incapacidad?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here