Inicio En mis zapatos Se necesita un Centro Comunitario LGBT realmente incluyente

Se necesita un Centro Comunitario LGBT realmente incluyente

La opinión de los/las lectores/as y colaboradores/as es personal y no compromete necesariamente la opinión de Sentiido ni de institución alguna.

Diferentes organizaciones se tomaron de manera pacífica el Centro Comunitario LGBT de Teusaquillo, en Bogotá, para demostrar que no es un espacio amigable con las personas en situación de discapacidad con orientaciones sexuales e identidades de género diversas.

Por: Ammarantha, de la Red Dis-Capacidad Diversa.

servicios del centro comunitario LGBT Bogotá
Algunas de las personas que participaron en la toma pacífica del Centro Comunitario LGBT de Teusaquillo para reclamar para que sea un espacio más amigable con quienes están en situación de discapacidad.

El 30 de abril los colectivos Cuerpos en Resistencia, Polimorfas, Arcoíris de Sordos y la Red Dis-Capacidad Diversa se movilizaron para tomarse, de manera pacífica, el Centro de Atención Integral a la Diversidad Sexual y de Género (CAIDS) o Centro Comunitario LGBTI de Teusaquillo en Bogotá.

La toma se hizo para visibilizar los obstáculos por los que tienen que pasar para entrar a este espacio, las personas en situación de discapacidad con orientaciones sexuales e identidades de género diversas o LGBT.

Esto quedó en evidencia cuando Bubulina Moreno, usuaria de silla de ruedas, intentó ingresar de manera autónoma. Varias personas tuvieron que apoyarla para poder hacerlo a través de unas escaleras. La entrada no cuenta con la rampa que, en teoría, deben tener al menos las instituciones públicas.

Una vez adentro del centro, Moreno tampoco pudo desplazarse hacia otros espacios del lugar, lo que llevó a que de manera simbólica se pusiera la etiqueta de “sellamiento” en las diferentes puertas de este espacio.servicios del centro comunitario LGBT BogotáLas barreras, sin embargo, no son solamente de infraestructura. Ammarantha, quien es una persona con limitación visual, se encontró con la imposibilidad de acceder a la información escrita de los servicios y apoyos que presta el centro, debido a que este material no se encuentra disponible en sistema Braille.

Este espacio tampoco cuenta con documentos de lectura fácil, útiles para las personas en situación de discapacidad intelectual.

En el caso de las personas sordas, el centro comunitario no cuenta con intérpretes de señas disponibles en los horarios de atención al público, lo que impide que esta población pueda hacer uso de sus servicios.

Esto también constituyó una barrera para que quienes particiron en la toma pacífica pudieran comunicarse con Juan Carlos Prieto, director de la Dirección de Diversidad Sexual de la Secretaría de Planeación, quien recibió la declaración pública que redactaron las organizaciones presentes.

Representantes de las organizaciones leyeron en voz alta la declaración donde se expusieron las falencias que hacen del centro comunitario un lugar poco amigable con las personas que viven en situación de discapacidad y necesitan los servicios de este espacio.

También, se dieron a conocer algunas ideas para que el Centro Comunitario LGBT sea un espacio realmente incluyente:

servicios del centro comunitario LGBT Bogotá

  1. Instalación de rampas tanto en las escaleras de entrada como en los espacios internos donde sea requerido.
  2. Elaboración de documentos informativos en Braille y con gráficos en alto relieve, con los servicios que ofrece el Centro Comunitario LGBTI y sobre temas de VIH, así como una cartilla sobre género y sexualidad y la Política Pública LGBTI de Bogotá.
  3. Elaboración de textos en lectura fácil que les permitan a las personas con discapacidad intelectual acceder a la información ofrecida por el centro comunitario.
  4. Servicio de intérprete de señas para personas sordas en horarios de atención y también en eventos masivos LGBT.

El objetivo es que se tomen en cuenta estas sugerencias no solamente para cumplir con lo estipulado en la Política Pública LGBT de Bogotá, sino para que las personas en situación de discapacidad con orientaciones sexuales e identidades de género diversas gocen de su derecho a hacer uso de estos espacios de manera autónoma. Y, con mayor razón, teniendo en cuenta que son personas objeto de doble discriminación.

Esperamos que en las próximas movilizaciones asistan los funcionarios públicos a quienes se les solicitó su presencia, para garantizar que todas las personas recibimos un trato igualitario.

Enlaces relacionados:

Centro comunitario LGBT de Chapinero: cuando Bogotá salió del clóset
5 críticas a Teletón
“Necesitamos apagar juntos el mismo incendio”
Un mundo capaz de entender la diferencia
Soy raro
El día en que me puse en los zapatos de ellas
Inclusión, no Teletón