Inicio Miradas Su hija es lesbiana

Su hija es lesbiana

Género, diversidad sexual y cambio social.

Los recientes trinos de la senadora Claudia López despiertan un dilema ético entre el respeto a la intimidad de los demás y la búsqueda de argumentos para combatir la discriminación.

Trinos de Claudia López
Durante el debate que se dio en medios sobre la adopción igualitaria, la senadora Claudia López fue una de las principales opositoras a la propuesta de referendo de su colega Viviane Morales.

La senadora y codirectora del partido Liberal Viviane Morales ha desconcertado a muchos ciudadanos desde que renació el debate sobre la adopción por parte de parejas del mismo sexo en Colombia. Morales es (o era) conocida en la política como una mujer generalmente ecuánime. Entre las iniciativas que apoyó como congresista están la ley de cuotas y la ley de minorías religiosas, entre otras.

Sin embargo, durante estas semanas dio de qué hablar al proponer un referendo para que sean los ciudadanos colombianos quienes decidan si se debe aprobar o no la llamada adopción igualitaria. Esta sugerencia despertó las vehementes objeciones de muchas personas, entre quienes se destacó la senadora del Partido Verde Claudia López.

López le cuestionó a Morales su falta de consecuencia y su desconocimiento de los derechos de las minorías, que ella misma representa al profesar el credo pentecostal.

El miércoles 18 de febrero, Claudia López, por medio de su cuenta de Twitter, quiso poner al descubierto una incoherencia en el referendo propuesto por Viviane Morales, al revelar que una de sus hijas es lesbiana:

Trino de Claudia Lopez sobre Viviane Morales

López señalaba que Viviane Morales estaría yendo en contra de los derechos de muchas personas incluido un miembro de su propia familia y que, por lo tanto, demuestra un “doble rasero” en su comportamiento e intensiones políticas.

Las declaraciones de Claudia López plantean un dilema ético entre revelar públicamente la orientación sexual de una persona para ampliar los argumentos de un debate y el derecho a la intimidad.

Para algunas personas es legítimo que López haga pública la orientación sexual de la hija de Viviane Morales con el fin de demostrar su incoherencia política. Agregan que si Morales se siente con la autoridad para determinar quiénes pueden adoptar y quiénes no, esto podría voltearse en su contra al exponerse a que su vida familiar también sea ventilada.

Es cierto, como afirma López, que no tiene nada de indigno ser o tener un familiar LGBT y por lo tanto no debe ser motivo de vergüenza. Pero salir del clóset también es una decisión personal e incurrir en el llamado outing (o sacar del clóset a personajes públicos o a sus familiares) es asumir una tarea que puede perjudicar a otros.

Colombia es un país en el que aún se sufre violencia por ser LGBT y en el que se discrimina en el ámbito laboral, educativo y público por motivos de orientación sexual e identidad de género.

Mientras que algunas personas defienden que se haga público que Morales se opone a la adopción igualitaria siendo madre de una mujer lesbiana, otras cuestionan el hecho de que López se haya sentido con la autoridad para revelar información que es del ámbito familiar de Morales, pero especialmente de la vida privada de su hija.

Ahora, ¿el hecho de que Viviane Morales tenga una hija homosexual le implica aceptar la igualdad de derechos de las personas LGBT? En teoría podría pensarse que sí, pero en la vida diaria se ve que esto no siempre sucede y que esta orientación sexual puede ser motivo de rupturas familiares, discriminación y abandono del hogar por parte de los hijos.

Sin embargo, habría que preguntarse si López no está violando el derecho a la intimidad de la hija de Morales y si no está utilizando una situación familiar de esta senadora, ajena al contenido del referendo, para demostrar la incoherencia de su proceder. ¿Qué tiene que ver, en medio de todo este debate, la hija de Morales? ¿Acaso López se preguntó cómo se sentiría ella de que se expusiera su orientación sexual públicamente?

Independientemente de que la hija de Morales no la oculte ni la niegue entre sus familiares y amigos, no es suficiente para que termine involucrada en un debate que no propone ella sino su madre.

Por supuesto, no es consecuente que Morales esté en contra de un derecho que perjudica a su propia hija y a su pareja. Pero existen, de lejos, argumentos mucho más sólidos para rebatirles a Morales y a los opositores a la adopción igualitaria sus intenciones y visiones.

Solo por ejercicio, hagamos una revisión rápida de algunos de los que pueden usarse en contra del famoso referendo:

  • No hay evidencia científica que demuestre que los hijos criados por parejas del mismo sexo tengan un desarrollo diferente al de los hijos criados por parejas heterosexuales.
  • El Instituto Colombiano de Bienestar familiar, la Defensoría del Pueblo, el Ministerio del Interior y Universidades como Los Andes, Nacional, Externado, ICESI, la Universidad del Valle y la de Antioquia dieron conceptos favorables sobre la adopción igualitaria.
  • El desgastado “estudio” de Mark Regnerus de la Universidad de Texas ha sido desacreditado en repetidas ocasiones y casualmente solo personas con intereses religiosos lo usan como “autoridad”.
  • Existen testimonios de jóvenes blogueros que hablan de su experiencia habiendo sido criados por parejas del mismo sexo.
  • Según DeJusticia, se estaría atentando contra el principio de pluralidad establecido por la Constitución del 91, al permitir que las mayorías decidan sobre los derechos de las minorías.
  • Según el carácter laico del Estado colombiano decretado por la Constitución del 91, no se puede legislar teniendo en cuenta principios religiosos, pues esto también atentaría contra el principio de pluralidad arriba señalado.

En consecuencia, no parece ser necesario “sacar del clóset” a Viviane Morales como madre ni a su hija para que un referendo no se lleve a cabo. El debate tiene muchos argumentos y aliados y sin duda está en la agenda pública. Se quiera o no, tarde o temprano la adopción de parejas del mismo sexo será una realidad.

Enlaces relacionados:

El abogado tras la demanda contra Claudia López y Angélica Lozano
Adopción igualitaria en Colombia: se ratificó lo que se sabía
El camino está abierto para que la Corte apruebe la adopción igualitaria
Mi derecho a no salir del clóset
“¿Por qué no me había dicho que Diana era su pareja?”

2 Comentarios

  1. Pero esta ridícula que se cree….. Será que sus actos promiscuos / extramaritales / infieles y desleales los fines de semana son óptimos y el ejemplo que le ha dado a sus hijos abandonando de esa forma su hogar es óptimo ? Será que el dolor que ella ha causado en su propia familia por su aberrante conducta le da el derecho a opinar que ella tendría mas derecho a adoptar un niño inocente para que la vea escapándose los fines de semana otra vez con el primer tipo que la seduzca ?? Porque si ya la supo hacer una vez , la podría hacer de nuevo no me vengan con cuenticos …..De qué está hablando !!! incoherencia de esta mujer morales cuando su vida mundana no deja mucho que desear con sus diviorcios y relaciones sexuales extra maritales etc y luego predicando sobre familias optimas… pfffff con que derecho se cree ella mas que su hija lesbiana a que ella seria mejor madre que lo que seria su propia hija si ella quisiera adoptar ???? O es que ya nos va a decir que los que ha hecho ella tocaría interpretarlo de una forma diferente ???? En conclusión, más allá de que su hija sea abiertamente lesbiana,(ella tiene un blog de lesbianas en Pulzo, lo ha declarado públicamente, no se porqué acusan a Claudia López de revelar su orientación sexual, si todo Colombia ya lo sabe…Pretender ver la incoherencia ahí no es claro porque así su hija sea lesbiana la madre no está obligada a apoyarla, lo que si es incoherente es el tipo de familia tan sub óptima que ella misma tiene y al mismo tiempo critica… Que vergüenza…

  2. No veo ninguna incoherencia en que se tenga hijos homosexuales y que como padre no se esté de acuerdo en el derecho a adoptar; esa obligatoriedad que se le pide de avalar la dictadura gay, no es incoherente; mas bien ella es muy coherente con sus principios cristianos; Dios no obliga a un padre a tener hijos cristianos, lo que si lo obliga, es a ser un padre cristiano::

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here