Inicio Expresiones “Todas somos Mujeres Creadoras”  

“Todas somos Mujeres Creadoras”  

Género, diversidad sexual y cambio social.

El festival Mujeres Creadoras, uno de los eventos culturales más importantes de Tepic (México), es una muestra de que sí es posible emprender proyectos novedosos, sin contar con patrocinios ni apoyos estatales. El único requisito es empezar.

festivales de mujeres
Entre el 4 y el 8 de noviembre de 2015, será la sexta edición del festival bajo el lema “mujer, cuerpo y territorio”.

Tepic es la capital de Nayarit, un estado mexicano ubicado en medio de Sinaloa, Durango, Zacatecas y Jalisco. Con cerca de 400.000 habitantes y comparándola con otras ciudades mexicanas, es para algunos de sus habitantes un “pueblo ciudad” donde todos se conocen con todos.

“Allá es difícil esconderse porque a donde uno vaya alguien lo conoce”, señala Beatriz Bautista, comunicadora, docente universitaria, líder de actividades de promoción y gestión cultural y habitante de esta ciudad.

Entre los atractivos turísticos de Tepic están sus playas y, entre sus retos, ampliar su oferta de actividades culturales. Y justamente buscando llenar ese vacío, Beatriz, de 28 años, creó uno de los festivales de arte femenino más importantes de la ciudad.

“En vez de quejarnos de que en Tepic no había eventos y de reclamar que alguien los hiciera, empezamos a construir la ciudad en la que queremos vivir”, Beatriz Bautista.

Todo empezó en 2009 cuando ella formaba parte del colectivo Guayabate. “Nuestro propósito era abrir espacios culturales independientes, sin acudir a entidades públicas, porque muchas veces este apoyo se cobra después en votos o en algún respaldo político”.

En ese entonces, pensando en la cantidad de mujeres de Tepic que les gustaba el arte y no tenían un espacio de encuentro, Guayabate organizó el festival “Mujeres Creadoras”. El evento se llevó a cabo un día de marzo -por ser el mes de la mujer- con muy buena respuesta.

“Siempre he creído que la ciudad estaba esperando un festival como este porque ninguna de las otras actividades que organizamos había tenido tanta acogida”, señala Beatriz. Le pusieron “Mujeres Creadoras” porque la idea era que cada una de las participantes compartiera con los asistentes algo de lo que sabía hacer.

Más allá de las galerías

Según Beatriz, descartaron la posibilidad de llamar al encuentro “mujeres artistas” porque para ella, muchas personas relacionan la palabra “artista” solamente con exponer obras en galerías y recibir comentarios de la crítica y su propósito era ir más allá del arte como un asunto de museos o de unos pocos expertos en el tema.

“Partíamos de la base de que el arte es para todos. Y ahí radica el éxito del festival. En el evento no solamente participan creadoras artísticas, sino también de ideas y de proyectos. No creo que solamente quienes tengan un título en artes son creadores artísticos, sino que, de alguna manera, todos lo somos”, afirma Beatriz.

Además, agrega, un festival donde cada quien comparte lo que sabe hacer, invita a que más personas hagan lo mismo. “A la gente le gustó que no fuera un evento concebido para unos pocos, sino diseñado para compartir con quienes quisieran”.

Una de las Mujeres Creadoras de Tepic (México).

Tiempo después de que se llevara a cabo el primer festival de Mujeres Creadoras, el colectivo Guayabate se disolvió y cada uno de sus integrantes tomó su propio rumbo.

Beatriz, sin embargo, decidió continuar con el festival.

Con algunas amigas empezaron no solamente a preparar la segunda versión del evento, sino que crearon un colectivo que llevaría el mismo nombre: “Mujeres Creadoras”, actualmente, uno de los más reconocidos de la ciudad.

No obstante, todavía hay quienes se confunden y les dicen: “¿ah ustedes son las ‘mujeres creativas’ o las ‘mujeres emprendedoras’?” Y una y otras vez ellas aclaran: “No. Somos Mujeres Creadoras”.

El paso a seguir fue abrir una convocatoria para buscar voluntarias. De esta manera se consolidó el colectivo que hoy está conformado por 15 personas.

Ahora Mujeres Creadoras es mucho más que un festival anual: durante todo el año organizan talleres de verano, concursos de disfraces, competencias de dibujo, performances y bazares de arte. “Estos eventos apoyan la economía local y contribuyen a que la gente valore su identidad”, dice Beatriz.

El único requisito para participar es que el trabajo sea hecho a mano y no se trate de producciones en serie. “Nos gusta promover el trabajo artesanal a nivel nacional”.

El festival, el plato fuerte

El festival Mujeres Creadoras sigue siendo el “plato fuerte” del colectivo. El evento empieza con la presentación de un proyecto de otra ciudad. “Nos gustan mucho los que inspiren y tengan una mirada social”, dice Beatriz. Los otros días llevan a cabo talleres y charlas sobre temas como ginecología natural y eventos para construir redes entre mujeres.

En cuanto a las actividades artísticas, tienen lugar exposiciones de artes plásticas, proyecciones de audiovisuales y presentaciones de artes escénicas. En 2014, fue la primera vez que el festival tuvo un tema central: “mujer, arte y naturaleza” y el lema fue “germinando semillas”. Desde entonces y, según el tema, definen la imagen, las actividades a realizar, los talleres y los invitados.

“Yo soy la coordinadora del festival, pero no la jefa. Todas participamos en las diferentes decisiones”, Beatriz Bautista.

El objetivo es que participen las mujeres que quieran con lo que les interese compartir y que también lideren talleres para otras. Por ejemplo, si alguna sabe tejer, puede proponer un taller. También publican una revista literaria con los escritos de las participantes en literatura, que se distribuye de manera gratuita durante el festival.

Uno de los momentos más memorables del festival de 2014 fue cuando una de las “mujeres creadoras” paseó por toda la ciudad un brasier gigante que finalmente colgaron en el asta de la bandera de la plaza central de Tepic.

Este fue el brasier gigante que pasearon por varios espacios de Tepic (México) durante el festival Mujeres Creadoras de 2014.

“La idea era intervenir en la cotidianidad de la gente que normalmente va por la calle pensando en sus cosas. El propósito era sorprenderla, sacarla de su contexto”, explica Beatriz.

¿Cómo se financian?

Como el festival no cuenta con recursos económicos fijos, ninguna integrante del colectivo recibe una remuneración por su trabajo.

“Durante mucho tiempo no nos interesó tener patrocinadores sino que todo se hacía con aportes propios. Queríamos dejar atrás la idea de que sin patrocinios o apoyos estatales, los proyectos no se pueden hacer. Buscábamos cambiar el concepto de que para crear siempre hay que pedir, sino que en equipo también pueden organizarse iniciativas”, cuenta Beatriz.

Ahora que el festival ha crecido y es uno de los más reconocidos de la ciudad, decidieron solicitar donaciones y patrocinios a empresas privadas y a personas que quieran colaborar. “Durante todo el año buscamos recursos a través de bazares de arte, talleres de verano y rifas. El dinero que se reúne va directo al festival. Además, tenemos una alcancía muy grande donde cada quien puede aportar”, dice Beatriz.

Sin embargo, sus organizadoras tienen claro que la falta de recursos nunca será una limitante para que el evento no se realice.

Según Beatriz, Mujeres Creadoras también ha favorecido una buena relación entre ellas. “Respetamos y admiramos el trabajo de cada quien, sin afanes de protagonismo y nos ponemos la camiseta de que todas somos creadoras. Ninguna dice ‘yo nací sin talento’”.

El festival les ha permitido optar por propuestas distintas a las marchas para reclamar que las mujeres “sí pueden” porque lo están demostrando. “Además, el arte permite llegarle a la gente de una manera más sutil. La recepción de un mensaje de cambio es distinta cuando se comunica a través de un lienzo, un baile, una película o un cuento”.

Tampoco querían quedarse en un discurso de víctimas, sino pasar a la acción. Y crear este espacio sin ningún respaldo económico es muestra de ello. “Muchas mujeres piensan que si nosotras pudimos ellas también, y han creado nuevos grupos y organizaciones”. Entre el 4 y el 8 de noviembre de 2015, será la sexta edición del festival, bajo el lema “mujer, cuerpo y territorio”.

Este año les interesa abordar el arte como mecanismo de transformación social.

Desde 2014, el evento es nacional y la idea es que cada vez participen más mujeres de otros estados. El evento empezó con 20 participantes y el año pasado tuvieron alrededor de 300 y, empezó siendo un día, y hoy ya va en siete.

“Lo más importante de la versión 2015 será la participación de un mayor número de mujeres de fuera de Tepic y el tratamiento de temas como el acoso callejero, sexualidades y problemáticas específicas de violencia”, enfatiza Beatriz.

Es de ellas, no de ellos

Algunos hombres les han preguntado por qué el festival es solamente de mujeres. Beatriz les responde que ellos pueden formar parte de la organización, pero que la prioridad del evento es empoderarlas a ellas a través del arte y visibilizar lo que están haciendo.

Entre los objetivo de las Mujeres Creadoras está promover el festival en otras ciudades y países y lograr que más personas se animen a organizar actividades similares en sus espacios.

“Estamos trabajando en unos manuales de gestión para dejar por escrito lo que se necesita para consolidar algo similar”, afirma Beatriz. Su sugerencia para quienes quieran replicar esta iniciativa en otras partes, es partir de la palabra compartir y no pensar en jerarquías, sino en realizar un trabajo colectivo y abierto.

También recomienda que cuando se abra una convocatoria no se dirija a unos pocos sino que realmente sea pública. “Así es como se conocen propuestas que jamás habrían imaginado que existieran”, concluye Beatriz.

En todo caso lo más importante, agrega, es no ponerse límites ni decir que no se tiene tiempo ni recursos económicos. “Siempre será posible empezar”.

Algunos momentos del festival:

Enlaces relacionados:

Otras vidas posibles
Qué lindo el arte de las mujeres
Dos formas de ver a las mujeres
“Escribí para activistas marimachas, teóricas perras y divas de la academia”