Inicio En mis zapatos Un amigo sabe ahora que soy gay

Un amigo sabe ahora que soy gay

La opinión de los/las lectores/as y colaboradores/as es personal y no compromete necesariamente la opinión de Sentiido ni de institución alguna.
cómo contarle a mi mejor amigo que soy gay
Foto: enewspaper.mx

No soy muy amigo de hacer pública mi vida, pero desde el día en que leí la historia de “Lina C.” me di cuenta que definitivamente a veces leer historias de personas que pasaron por situaciones que quizás yo en un futuro voy a tener que vivir o afrontar, sí ayuda.

Por: Esteban.

Yo soy una persona común y corriente, ya acepté el hecho de que soy gay. Pasé por la terrible etapa de la negación, de la represión y afortunadamente finalmente ya me acepto y considero que este es mi estilo de vida.

Comencé a tener una relación que tuvo un gran impacto en mí porque él ya había salido del clóset con todo el mundo; su familia y sus amigos lo aceptaron de una manera en que él tenía una libertad y una seguridad de ser como es y ser amado y aceptado por un grupo tan grande y tan variado.

Yo en cambio salí del clóset con un grupo muy reducido: con dos amigos en el colegio que lo que hicieron fue despreciarme y con dos amigas en la universidad. Una de ellas me comprendió y me aceptó, fue un desahogo increíble, mientras que la otra me comenzó a chantajear con el tema para que la ayudara en muchas cosas.

Mi mamá se enteró porque dejé una página de Internet abierta y lo primero que hizo fue llorar y mandarme al psiquiatra. No la juzgo, la trato de entender, es una reacción aceptable. Con ella ya no se toca el tema y es como si nada hubiera pasado.

Todo esto me creó un problema interno en que no sabía qué hacer con mi vida respecto al tema. No entendía por qué yo no podía tener algo como lo que tenía mi pareja. No podía entender por qué no podía ser aceptado así de fácil como fue con él.

Finalmente entré en la fase de creer que nunca iba a salir del clóset y de que iba a seguir viviendo esas dos vidas que tenía: la vida del macho alfa heterosexual y la otra de un pobre adolescente gay que vivía en un mundo de mentiras tan pequeño como un clóset.

Hace unos pocos días cumplí 21 años. Es una edad cualquiera. Solo que me di cuenta que ya era lo suficientemente grande para tomar muchas decisiones adultas y me pregunté a mí mismo: ¿por qué no comenzar una edad cualquiera con un año que lo cambiara todo? Lo primero que quise hacer fue decirle a mi mejor amigo.

Una característica de mi mejor amigo es que es una persona súper religiosa. Obviamente él no estaba muy de acuerdo con la homosexualidad y cuando se hablaba del tema salía con comentario hirientes y por eso dudé mucho en decirle.

Pero contarle era súper importante para mí, era comenzar a unir mis dos mundos, dejar de inventar historias y cambiar de género a los personajes. Ya no podía seguir diciéndole mentiras a él y a mí mismo.

El día de mi cumpleaños estábamos los dos solos y después de evaluar tantas frases y tantas posibles reacciones decidí decirle todo con esta simple frase: “I think I’m gay”. Él se quedó mirándome y no decía nada.

Después de unos segundos incómodos me dijo: “men, en serio no puedo creer que me digas esto hasta ahorita, ¿por qué no me lo dijiste mucho antes?, me duele que no me hayas dicho primero a mí antes que a todo el mundo si yo soy tu bro”.

Después de aclararle todo, decirle todo sobre mi otra vida y mis “aventuras en el mundo gay”, él estaba en un estado en shock en el que no sabía qué decir ni qué opinar, pero todo fue muy positivo.

Para mí fue algo que me liberó, hay una sensación de alegría de ser como uno es, increíble.

Decirle a la persona que uno más quiere y estima en su vida toda la verdad y ser sincero con él y con uno mismo es una sensación que todavía, algunos días después, no puedo ni describirlo. Ver como él lo ha aceptado tan bien me ha dejado impactado. No podía entrar en mi cabeza cómo una persona que decía tantas cosas homofóbicas y ridículas podía cambiar de parecer así de fácil.

Hoy le volví a agradecer por todo lo que sucedió en la semana, por escucharme, por aceptarme y por apoyarme. Pero la sorpresa no terminaba. Me escribió un mensaje en que la primera vez que lo leí casi me hace llorar y lo quiero compartir con ustedes:

“Bueno men chilleala al menos todas las personas que te rodean en la universidad y muchos de afuera te entienden…obvio para la familia es mas difícil, pero dale tiempo y verás que todo se resuelve bien. ¡No esperes que el 100% de las personas te apoyen o lo entiendan! porque lastimosamente no todo el mundo es así, estamos en un mundo donde lo gay aun no está muy bien visto y men aunque se haya avanzado bastante todavía hay mucho que aprender. Me alegra que hayas tenido las bolas para superar tus dudas y decírmelo… y sí, yo sé que de vez en cuando salía con comentarios medio idiotas o :s…pero me doy cuenta que es porque yo era muy ajeno a ese tema, ahora tengo un hermanazo que resultó ser gay entonces me tocó “evolucionar” y entender las vainas como en realidad son. ¡Yo creo que dios te puso en mi camino para enseñarme muchas cosas y para mucho más! ¡No pienso sacarte de mi vida por esto, nunca cometería ese error!”

Con este mensaje pude entender que la gente lo puede sorprender mucho a uno, aun cuando uno cree que lo conoce bastante. Mi amigo es un excelente ejemplo de eso. Me negué casi dos años completos de nuestra amistad para serle sincero y decir una idea de una persona que no soy en realidad.

Y si una persona con una mentalidad tan cerrada es capaz de cambiar y tratar de “evolucionar” como dice él, cualquier persona que lo quiere a uno, es capaz de hacerlo.

Esto me ayudó y me demostró que sí es posible tener la vida que tenía mi pareja. Ahora no veo lejos la idea de poder gozar todo lo que él podía tener con sus amigos y familiares. Desde ahora me siento más orgulloso de ser parte de esta comunidad y de poder decirme a mí mismo lo feliz que soy yo por lo que soy y lo que siento y pienso. Además encontré otra forma de tratar de combatir la homofobia.

Sentiido quiere invitarte a compartir tus experiencias y vivencias, enviándolas a nuestro correo: editorial@sentiido.com. Entérate cómo participar.

7 Comentarios

  1. Buena historia, es imposible saber la reacción de la gente hasta que se sale de verdad del closet, y si a uno lo quieren de verdad lo deben aceptar tal cual es.

  2. Muchas veces ese aparente rechazo es pura fachada. La aceptación puede estar más CERCA de lo que se cree.

    Excelente historia!

  3. Que bonita historia, tocó las fibras de mi ser y mi interior. Amigas si hay, pocos, pero si los hay. Felicito al protagonista de la historia por ese maravilloso amigo. Un abrazo a los dos y a toda la comunidad gay.

    Claudia.

  4. Lo que hiciste requiere de mucho valor, espero que sirvas como ejemplo para todos aquellos que por diversas razones no han podido superar sus miedos y finalmente mostrarle al mundo quiénes son verdaderamente, así como tu lo hiciste con tu amigo.
    Te felicito!! Ten siempre en cuenta que cuando uno es auténtico y sincero, las cosas siempre terminan resultando bien y siempre habrá alguien que te querrá por ser tú mismo.

    Un abrazo grande! Sigue así!

    NB

  5. Esa historia es muy buena,, de hecho lo que nombras en ella refleja muchas cosas por las que tuve que pasar como la de la negación, el no aceptar lo que era, la doble vida, tomar la decisión de contarle a mi madre y a mis mejores amigas etc. No es fácil pero bueno lo importante es que ya dimos ese paso y todo de aquí en adelante sera bueno.

  6. Por favor necesito conversar con alguien, por miedo al rechazo cometi errores que me estan costando muy caro y que no puedo remediar… aveces creo q la unica manera de poder ser libre y arreglar algo de lo q hice es dejando de existir… Si alguien tiene un minuto de tiempo para poder conversar por favor se los agradeceria mucho mi correo es dani_TJA@hotmail.com

  7. Tranquilo. Para algunos no es fácil aceptar su bi u homosexualidad, por el temor a la sociedad. Pierdan el miedo. Y para que agarren valor, dale click: http://www.hbomax.tv/looking-2/ , te sentirás identificado con la historia de estos tres chicos y así, viendo otra perspectiva, ojalá sepas que hacer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here