Inicio Miradas Un foro para hablar de derechos, diversidad sexual e historia bíblica

Un foro para hablar de derechos, diversidad sexual e historia bíblica

Género, diversidad sexual y cambio social.

El foro organizado por Colombia Diversa, Buen Gobierno y la Universidad de Los Andes sobre matrimonio y adopción igualitarios mostró cuánto ha avanzado Colombia en temas de diversidad sexual.

Foro organizado por Colombia Diversa
El foro contó con una gran variedad de invitados que alimentaron el debate con sus experiencias y visiones.

El Foro “Adopción y Matrimonio igualitarios: un camino inconcluso”, se llevó a cabo el jueves 14 de mayo y los ejes centrales fueron la adopción y el matrimonio para parejas del mismo sexo en Colombia.

El evento ofreció una variedad importante de intervenciones por parte de invitados como Juan Fernando Cristo, Ministro del interior y de justicia, el obispo de Fontibón Juan Vicente Córdoba, las madres y activistas Elizabeth Castillo y Ana Leiderman, la jueza Luz Stella Agray, los senadores Claudia López y Hernán Andrade y los exmagistrados de la Corte Constitucional Rodrigo Uprimny y Nilson Pinilla.

A continuación analizamos cuatro puntos centrales del evento, con el fin de responder a la pregunta de si Colombia ha avanzado con respecto a la igualdad de las personas con diversidad sexual y de género.

1. La coherencia

Este fue uno de los sellos que más se puede destacar de la mayoría de las intervenciones de quienes participaron en el evento. Tanto opositores como defensores, mostraron que sus posiciones no cambian espontáneamente y que se sostienen en sus principios.

Por supuesto, la coherencia puede mirarse desde varios frentes y no significa que todas las intervenciones tuvieran argumentos sólidos, principalmente basados en las leyes (que era la línea general del foro), la justicia y la igualdad entre todos los ciudadanos.

Acá habría que destacar al exmagistrado y fundador de DeJusticia, Rodrigo Uprimny, quien con su consabida ecuanimidad demostró tener una clara conciencia de la justicia y de los problemas esenciales de los argumentos de los opositores al matrimonio y la adopción igualitarias.

En su intervención, Uprimny compartió cómo ha cambiado su visión de la justicia:

También Amanda Díaz, Ana Leiderman, Elizabeth Castillo y David Arteaga, quienes conforman familias diversas, compartieron sus experiencias de vida y respondieron a muchas de las “apreciaciones” del obispo Juan Vicente Córdoba, del exmagistrado Nilson Pinilla, del abogado Andrés Salazar y del senador Hernán Andrade, sobre la “condición” homosexual y los supuestos problemas que esta tiene en el desarrollo de vínculos afectivos y de maternidad o paternidad.

2. El sí pero no

Esta categoría está representada principalmente por el obispo Juan Vicente Córdoba y el exmagistrado Nilson Pinilla, quienes optaron por una posición de “los LGBT no tienen nada de malo, pero…”. El obispo, con su sentido del humor, procuró ganarse el favor de la audiencia al apelar a la historia bíblica y meterle algo de “picante LGBT”. Afirmó, por ejemplo, que nadie sabe si algún apóstol era “mariconcito” o si María Magdalena era lesbiana, a pesar de haberle “abierto las piernas” a tantos hombres. Su intervención, a pesar del fallido uso de expresiones como estas, parecía apuntar a que estaba más a favor de la igualdad de las personas LGBT que en contra.

Sin embargo, su filiación a la iglesia católica se hizo más clara al final, cuando insistió en que no se les puede “inventar” a los niños una familia que nunca han tenido; es decir, la conformada por parejas del mismo sexo.

Por su parte, Nilson Pinilla fue menos ambiguo, aunque con una sentencia bastó para entender su posición: “Este debate no se trata de un déficit de protección de las parejas del mismo sexo, sino del déficit psicológico que tienen”.

Además, recurrió a la idea de que existe la posibilidad de que los niños criados por parejas del mismo sexo sean abusados a causa de la orientación sexual de sus padres:

3. La opinión

La concurrida asistencia al evento y por medio de la transmisión en vivo y en las redes sociales demostró que el foro fue de interés para muchos, incluidos medios de comunicación y líderes de opinión. El mismo hecho de que opositores como Pinilla, Córdoba, Salazar y Andrade hubieran decidido asistir, sabiendo que tendrían muy poco respaldo del público, fue fundamental para la construcción del debate. El Foro logró involucrar la opinión de políticos, analistas, periodistas, profesores y estudiantes en torno a un tema que si bien no necesariamente afecta su vida privada, sí implica temas de interés común como la igualdad de derechos, la justicia y el bienestar de los ciudadanos. Dos reconocidas periodistas, Juanita León, directora de La Silla Vacía, y María Jimena Duzán, de Revista Semana, mostraron la importancia que tienen los medios de comunicación y los líderes en este y muchos otros debates que aún están por darse. Movilizar la opinión, abrir espacios de discusión no solo entre “convencidos” y promover el respeto por las diferentes visiones fue una tarea importante en este Foro y así debería seguir siendo en otros espacios.

4. La visibilidad

Este evento dejó muchos temas abiertos para continuar la discusión. Uno de ellos, por ejemplo, es la incidencia de la iglesia católica en la legislación colombiana, su respeto a la Constitución política y su papel en cuanto a las transformaciones que han vivido las familias y las relaciones sociales. Otro de ellos, es qué tanto los políticos están interesados en involucrarse en temas “polémicos” como el aborto, el matrimonio y la adopción igualitaria o la eutanasia por fuera del Capitolio. Es decir, qué tan dispuestos están a discutir en ambientes académicos, periodísticos o en espacios abiertos sobre sus posiciones al respecto. Una buena muestra de ello fue la senadora del Partido Verde Claudia López, a quien no le dio temor hablar de su vida privada y de su historia familiar. Su intervención estuvo alimentada por experiencias personales que aportaron al debate con el senador Hernán Andrade y que mostraron cuánto ha avanzado Colombia en estos temas: 

El martes 19 de mayo, López fue citada al Consejo de Estado junto con su actual pareja, la representante a la Cámara Angélica Lozano, pues el pastor Víctor Velázquez solicitó la pérdida de investidura de las congresistas por supuestamente tener una unión marital de hecho al momento de haber sido elegidas congresistas.

Al respecto, la senadora López publicó en su Twitter el siguiente mensaje:

¿Hace 4, 5 u 8 años, cuántos políticos se habrían atrevido a hacer pública su orientación sexual y tratarla como algo común y corriente?

Si bien aún quedan temas por discutir, tales como el acceso a la educación y la salud o la ley de identidad de género, este es un paso importante que muestra que a muchos colombianos les interesa que esto se trate en la agenda pública.

Lo importante ahora será darle continuidad, no solo por parte de las organizaciones que trabajan por los derechos LGBT, sino también por los ciudadanos, estudiantes y líderes de opinión.

A continuación, una galería con algunos de los momentos e invitados al Foro.

 

Enlaces relacionados

Chao prejuicios

El abogado tras la demanda de Claudia López y Angélica Lozano

Estoy entrenada para vivir con la diferencia

Matrimonio y adopción homosexual, ¿el fin de la sociedad?

Colombia Diversa, diez años de lucha

El camino para que Colombia sea un Estado laico

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here