Inicio Expresiones Una boda no-boda

Una boda no-boda

Género, diversidad sexual y cambio social.

Se piensa que casarse es establecer una alianza de proyectos y de espacios. Para las organizadoras de su “boda queer”, es asumir un compromiso frente a sí mismas y a su sociedad.

historias de matrimonios de mujeres lesbianasUna invitación a una boda se está moviendo por Facebook. No hay promesas de alfombras rojas cubiertas de pétalos de rosa, no aparece la dirección de la iglesia ni de la notaría y tampoco de los lugares donde se pueden encontrar las listas de regalos. Es una boda que Camila y Laura, las directas implicadas, han querido llamar “Matrimorfosis”.

Como el mismo nombre lo indica, es una celebración de las transformaciones y de los diferentes estadios que puede tener una relación amorosa, que no necesariamente tiene que moverse entre dos opciones: soltero/casado, monogamia/poligamia, oprimida/opresor, etc.

Es una iniciativa para celebrar todo lo que se mueve entre los opuestos, lo que está en el medio y a veces resulta difícil de comprender cuando estamos sujetos a tradiciones que moldean lo que debe ser bueno y malo.

¿Vestirse… cómo?

Camila y Laura han decidido celebrar este evento de manera pública, invitando a los asistentes a que se unan al juego de las metamorfosis del amor.

Su intención no es sólo comprometerse la una con la otra, sin candados ni promesas de amor eterno; también buscan que las personas que vayan a la boda participen activamente vistiéndose como siempre han querido y no se han atrevido o de la forma en que se sientan más cómodos. El código de vestimenta es lo queer.

Para quienes no saben entonces qué prendas escoger pues el concepto puede no resultarles familiar, Camila lo define como “lo antinormativo, lo excéntrico, lo descentrado” y no es necesario considerarse parte de la población LGBTI para participar.

De hecho, ambas lo definen como un tránsito entre identidades, que les permite a las personas no encasillarse con etiquetas sociales como “lesbiana” u “hombre” y que rompe con la idea de que una persona tiene una constante y estable idea de sí misma durante toda su vida.

La boda estará acompañada de música, lecturas, juegos y presentaciones que buscan cuestionar todo lo que comúnmente se permite que sea impuesto sobre la libertad de las personas: los roles de género, la moral, el orden social y político, las creencias y hasta los comportamientos “propios” de cada persona dependiendo del mundo en el que se mueve. La premisa: ser políticamente incorrectos por medio de la diversión, del humor y de los cambios de roles.

Otra Independencia

La fiesta se llevará a cabo el sábado 21 de julio en el centro de Bogotá. La fecha tampoco ha sido elegida al azar. Dos razones de peso han llevado a la pareja a señalar en el calendario el día de la máxima expresión de la “matrimorfosis”.

Por un lado, es un día después de la celebración del grito de Independencia de Colombia, país que Laura y Camila consideran aún colonizado por estereotipos y paradigmas sociales, de género y raciales.

Por otro, la boda ocurre a pocos días de que una de ellas se vaya a vivir a otro país, lo que hará de esta celebración un motivo más para romper con lo que se considera “propio” de los matrimonios tradicionales.

Entonces, ¿para qué se casan, si van a estar separadas? A esto Camila y Laura responden que el compromiso va más allá de vivir bajo un mismo techo y de compartir una rutina, es “dejar que una de nosotras amorosamente se vaya, es asumir un compromiso de liberar a la otra persona, es saber que nuestras vidas pueden estar conectadas de muchas maneras y no necesariamente en la convivencia”.

La “matrimorfosis” promete ser una fiesta de libertad y a su vez de compromiso con la sociedad y con la transformación de los estándares que restringen a las personas.

Es un evento que, para algunos, puede ser una fiesta de disfraces, mientras que para otros puede ser una oportunidad para verse frente al espejo como alguien que quiere reclamar su espacio y su identidad frente a sí mismo y frente a los demás.

Matrimorfosis se llevará a cabo el sábado 21 de julio de 2012 a las 7:07 p.m. en el bar A seis manos (calle 22 # 8-60, Bogotá).

1 Comentario

  1. Que bueno poder escuchar estas propuestas, analizar un poco el paso del colonialismo para darle la bienvenida a la colonialidad que nos mantiene durante estos 202 años. ¿Cómo cambiar esa piel de la colonialidad?.

    Saludos,

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here