Inicio A Fondo ¿Victimismo gay? 8 voces opinan

¿Victimismo gay? 8 voces opinan

Género, diversidad sexual y cambio social.

Brigitte Baptiste

Directora del Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt.

Brigitte Baptiste
Brigitte Baptiste. Foto: archivo particular.

No creo que las personas LGBTI estén asumiendo un rol de víctimas. Las cifras indican una situación muy grave que, si bien no afecta por igual a toda esta población, sí demuestran que es un fenómeno cultural con una larga historia.

Es atrevido hablar en los términos en que Rubio lo hace, pues nadie conoce el sentimiento de discriminación o de agresión si no lo ha vivido.

A menudo, es muy difícil transmitir la frustración o el miedo que reina en un ambiente donde el sexismo, originado en el machismo, es tan predominante.

Incluso, ante el surgimiento de cierta apertura social a la diversidad sexual y de géneros, las expresiones de censura se tornan más anónimas, más radicales y se suman a la multiplicidad de hipocresías que simulan capacidad de convivencia, pero son amenazas latentes esperando “mejores tiempos” para expresarse.

Ahora, es comprensible cierta fatiga de sectores que hace rato superaron las fobias a la diversidad, si es que alguna vez las tuvieron, y reaccionan como el columnista llamando a una participación LGBTI más propositiva, de manera que sumemos al proyecto de una sociedad democrática ejerciendo nuestros derechos con carácter.

Creo que es un llamado sensato a construir versiones de convivencia donde seamos incluyentes y superemos la mentalidad de gueto (ahora creo que se dice pensamiento en silo…) y seamos muy autocríticos, pues la tentación de aprovechar las ventajas de la acción afirmativa sin responsabilidad, arriesgan el proyecto de apertura que se promueve y generan resistencia y polarización si no conducen a una cultura de aprendizaje para todos.

Para concluir, creo que existen muchos proyectos que buscan afirmar identidades políticas para construir un nicho particular dentro de una institucionalidad que, al demostrarse sistémica, abre espacio para la innovación: así surgió el movimiento punk, los neoindigenismos que se afirman en sus vínculos con la tierra, los ciudadanos digitales, etc.

Así funciona la cultura: como un permanente debate entre “especies” que surgen y definen su permanencia en la compleja arena de las interacciones sociales y ecológicas del mundo… Y es en ella donde la crítica que hace el columnista tiene sentido y debe ser controvertida para enriquecer las visiones del cambio cultural.

Continúa en la página siguiente…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here