Inicio A Fondo “Busco hombre acuerpado y cero plumas”

“Busco hombre acuerpado y cero plumas”

Género, diversidad sexual y cambio social.

5. Fabián Chibcha

Abogado colombiano y activista ambiental y cultural.

Fabián Chibcha. Foto: El Espectador.

¿A qué le atribuye la discriminación que se dice existe entre algunos hombres homosexuales por razón de su apariencia o comportamiento?

Esto siempre se ha presentado tanto de manera interna (lesbianas con gays o estos con transgeneristas), como entre las mismas lesbianas, gays, bisexuales y trans. Es una conducta excluyente que perjudica tanto a víctima como a victimario. La discriminación dentro de la población LGBT no es más que una extensión de las mismas tensiones en las relaciones y los prejuicios que se evidencian en la sociedad en general y que no solamente se reproducen dentro de esta comunidad, sino en todos los grupos poblacionales. Es una herramienta para clasificar y jerarquizar donde se sobrevalora lo masculino y los altos niveles socioeconómicos expresados por la apariencia y la belleza corporal.

 ¿Existe entre buena parte de hombres homosexuales un “culto al cuerpo”?

Ese “culto al cuerpo” que se le atribuye a los hombres gays, no es más que una manera de socializar y de contactar amigos o parejas que también utilizan las personas heterosexuales. Es usada por un porcentaje no muy alto de hombres que tienen sexo con otros hombres y de manera temporal según la etapa de la vida en la que se encuentren. Esto tiene que ver con la alta visibilidad e impacto propio de las imágenes corporales insinuantes. 

¿Qué opina de la manera en que algunos hombres homosexuales se anuncian (con fotos de la zona genital, de los glúteos o sin ropa) en grupos y redes sociales concebidas para concretar encuentros entre ellos?

Estos grupos son una manera de contactar o “ligar” que surgen de la necesidad de conocer personas con la misma orientación, de manera un poco más segura que en la calle o en otros espacios. El hecho de mostrar penes y culos es un acto “subversivo” o rebelde que no es exclusivo de personas homosexuales porque en redes heterosexuales también se usa. Sin embargo, por el apego a la heteronormatividad (donde las relaciones heterosexuales son las dominantes) el uso de ese tipo de fotografías es más bajo. El prejuicio sobre la promiscuidad entre hombres homosexuales (práctica que de mantenerse dentro de límites sanos no es negativa) se debe a la manera directa y sin tapujos en que las personas de la comunidad asumen su sexualidad, a diferencia de las formas reservadas y discretas de hombres y mujeres heterosexuales que aún, por lo general, manejan una doble moral respeto a la sexualidad, especialmente cuando mantienen una relación de pareja.

¿Qué tan frecuente es el matoneo entre los hombres gays cuando no se cumple con ciertos parámetros físicos o manera de vestir, por ejemplo?

El matoneo interno por este motivo es alto entre grupos de diferente nivel sociocultural y económico, pero no tanto como se cree entre grupos del mismo nivel educativo o de ingresos cuando las relaciones interpersonales están cruzadas por lazos de amistad. 

¿Cuál sería su propuesta para empezar a superar esos “mandatos” como que los hombres gays deben ser “masculinos” o “cero plumas”?

Se requiere de la difusión de la teoría de los “otros tipos de masculinidades” o de las “nuevas masculinidades”. También de su incorporación en las dinámicas cotidianas, además de la valoración de lo femenino y de la construcción propia y franca de un plan de vida en el que exteriorizar el género y aspecto físico sean solamente asuntos accesorios frente a la importancia real de las metas colectivas, personales, familiares y profesionales.

A causa de la discriminación y la segregación que aún es visible, es necesario que las personas que formamos parte de la población LGBT, seamos consientes de la importancia de autovalorarnos y de valorar al otro o a la otra, de apreciar a los demás miembros de nuestra comunidad como personas dignas y como ciudadanos libres que tenemos el derecho de ser y expresar nuestra personalidad y de desarrollar nuestras vidas tal como queramos.

Ir a la página siguiente…

2 Comentarios

  1. Bien por Fabian Chibcha, me parece la intervención más aterrizada, un saludo desde Tunja, lo importante al final es el respeto y la valoración

  2. La felicidad consiste en hacer lo que a cada uno le gusta. Si su felicidad es “matarse” en un gym sacando el cuerpazo, hágalo. Si su felicidad es comer papas fritas y gaseosa hasta parecer un balón, hágalo. Quien realmente es feliz, lo es sin importar lo que piensen los demás y sin detenerse en los rótulos que ciertos pseudogurús quieran imponer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here