Inicio Expresiones 5 razones para ver Orange is The New Black

5 razones para ver Orange is The New Black

Género, diversidad sexual y cambio social.

Sentiido comparte 5 de las muchas razones que existen para ver la serie Orange is the New Black antes del estreno de la tercera temporada.

Serie Orange Is the New Black Netflix
Foto: Netflix.com

Ahora que están de moda las series por Internet, que cada día salen nuevas producciones listas para captar espectadores que seguramente están llenos de trabajo, hemos decidido sentarnos a ver la producción original de Netflix Orange is the New Black.

Se trata de una serie estrenada en 2013 y que lleva hasta ahora dos temporadas. Está basada en la autobiografía de Piper Kerman, una mujer que pasó un año en una prisión para mujeres en Estados Unidos por lavado de dinero, entre otros delitos.

Entre muchas de las cualidades que tiene Orange is The New Black, también conocida como OITNB, están el humor negro, la originalidad de la historia y la creación de personajes que despiertan todo tipo de sentimientos, además de una infinita curiosidad.

A continuación damos cinco razones por las cuales vale la pena ver Orange is the new Black antes de su estreno, el 12 de junio de 2015.

1. El título: todo el mundo hablará de ellas

La traducción literal y llana del nombre de la serie es: “el naranja es el nuevo negro”. Este es un juego de palabras tomado del mundo de las pasarelas, en el que se piensa que el negro es un color que funciona con todo y siempre está de moda. Sin embargo, lo que se quiere señalar acá es que el naranja, usado en las telas de los uniformes de ciertas prisiones estadounidenses, es “el nuevo negro”.

El ingenio de la serie empieza desde ahí. La moda se traslada a una prisión de seguridad intermedia, en la que los inodoros se rebosan por falta de mantenimiento y existe el peligro de quedar encerrada en una lavadora de ropa industrial.

Sin duda, la originalidad del título se combina con la excelente producción de los créditos de apertura, que parecieran crear otra historia dentro de la misma historia. Acá están, a manera de abrebocas.

2. Los personajes podrían ser mi mamá, tu abuela, su prima o cualquiera que lea esta columna

Uno de los factores que más hace creíble la serie y permiten que los espectadores se sientan (potencialmente) identificados, es el hecho de que cada uno de los personajes tiene su propio pasado.

La serie no empieza donde empieza la historia que Piper Chapman quiere contar. Hay un pasado y eso permite no solo conocer por qué cada uno de los personajes está donde está (incluidos guardias y jefes de la prisión). No se trata de personas que existen para que la historia de Piper funcione, sino para mostrarle a Piper cómo es esa parte del mundo que ella aún no conocía.

Los delitos y crímenes que cada una de las reclusas pudo haber cometido se mezclan con la condición humana de reclusas, guardias y administrativos, y con la ironía de tener que encontrarse en la cárcel con personas con las que las protagonistas ya se habían cruzado en otra época de sus vidas.

3. No pretenden “imitar” las identidades de género

El premio Oscar que recibió Jared Leto por su interpretación como Ryon en la película Dallas Buyers Club, planteó un cuestionamiento interesante en el mundo del cine y de la televisión: ¿por qué no contratar actrices y actores trans, en vez de contratar actores que hagan de trans?

Esta serie tuvo un acierto al elegir a Laverne Cox para interpretar el papel de Sophia. Además de haber seleccionado a una excelente actriz, el papel ha sido explotado por Cox mucho más de lo que pudo hacerlo Jared Leto en Dallas Buyers Club. Lo interesante de esto es que a Cox no la contrataron por ser trans, sino por ser una buena actriz, además de ser trans.

Finalmente, y como privilegio para los espectadores, Cox resultó tener un hermano gemelo que fue contratado para los episodios en los que Sophia aún no había hecho su tránsito de género.

4. No es una historia LGBT

Cuántas veces no hemos encontrado en la red series y películas cuyo único fin es crear personajes o contar historias LGBT. No es que esto no sea interesante. Sin embargo, suele suceder que la emoción del primer episodio empieza a desaparecer en el segundo, cuando se descubre que los personajes existen solo en tanto son L,G,B o T.

Es como si la identidad de género o la orientación sexual fuera en sí misma motivo suficiente para contar una historia, sin considerar que alrededor de la persona hay más personas, que llueve o que hay que tomar el servicio público para llegar el trabajo.

OITNB tiene personajes que resultan ser trans u homosexuales, pero esto no es lo que justifica su existencia. Es todo lo que los rodea como seres humanos: sus sentimientos, su pasado, sus miedos y su presente.

5. Tiene un excelente sentido del humor

Una de las razones por la cuales probablemente OINTB ha tenido tanto éxito, es porque logra crear un universo inspirado en historias reales, pero que no por ello tienen que ser macabras y desoladoras. Muchas historias de cárceles han pasado por la pantalla chica y la grande, pero pocas de ellas han manejado la vivencia de los personajes con algo de ironía.

El mejor ejemplo que podemos recordar es la película brasilera Estómago, en la cual un chef transforma su horrible situación de preso en una oportunidad para volverse el rey de la gastronomía presidiaria.

En el caso de OINTB, ni Piper Kerman ni el resto de los personajes dejan de sufrir o de tener sus miedos por la forma irónica o sarcástica como se cuentan sus historias en la serie. Esto hace que sea más relajada, plantee problema existenciales de otra manera y también haga reír con cosas que normalmente solo causarían estupor.

Les dejamos los trailers de las dos temporadas que ya pasaron y de la tercera que se avecina:

Temporada 1

Temporada 2

Temporada 3

Enlaces relacionados

El día en que la televisión colombiana salga del clóset

Salir del clóset por televisión

Dallas Buyers Club

Comentarios

Comentarios

Powered by Facebook Comments