Mi encuentro con el Che de los Gays

Mi encuentro con el Che de los Gays

Elijo ser Chiki para hablar recio a los poderosos. También, porque soy chik. Soy una cuarentona sexy que tiene barba. |La opinión de los colaboradores es personal y no compromete a Sentiido ni a institución alguna|
Publicado en

Volví a encontrarme con el Che de los Gays con quien tuve la oportunidad de conversar sobre educación, activismo, sexualidades, arte y política.

che de los gays
Víctor Hugo Robles, conocido como el Che de los Gays, en una manifestación contra la discriminación de la abogada y jueza Karen Atala en 2014. / Archivo particular.

“Si el Che estuviera vivo sería homosexual”
Víctor Hugo Robles

Encuentro

La presencia alegre de Víctor Hugo Robles, el “Che de los Gays”, siempre me ha parecido muy especial y atrayente. Nos encontramos por primera vez en Santiago de Chile cuando fui a presentar una pieza en un festival de performance y hace poco me lo topé en el hotel de Lima en donde nos hospedábamos los invitados al Encuentro Cultura Arte y Cambio Social.

Este encuentro se realizó entre el 12 y el 14 de agosto y fue organizado en la Universidad Peruana Cayetano Heredia. En esos tres días de mesas redondas y presentaciones artísticas compartimos historias y visiones sobre la ciudadanía y el activismo.

Ante la imposibilidad de reseñar todo el encuentro, traigo un extracto de mi conversación con el Che, quien habló en la mesa sobre “Subvertir la sexualidad”.

El cuerpo del Che de los Gays

Según sus propias palabras, él es un comandante como su homónimo argentino, pero homosexual, pobre, travesti, maricón y filósofo; su presencia contamina las luchas políticas, sexuales y culturales de la izquierda latinoamericana con las batallas del género y las identidades sexuales.

El querido comandante travestido describe así su salida a las calles del activismo:

“El nacimiento de este cuerpo marica, estigmatizado por la homosexualidad, enfrentó la violencia del sistema en un cuerpo biográfico, político y libertario. Una creación simbólica y poética reencarnada en el propio cuerpo del Che Guevara que emergió de la tierra luego de estar oculto en la selva boliviana. El 28 de junio de 1997 fue descubierto por científicos bolivianos y argentinos, en esa fecha paradójicamente es el día internacional del orgullo gay, lésbico, trans. Ahí entendí que se trataba entonces de un cuerpo emancipado que irrumpía para renacer en las luchas políticas sexuales del Chile de hoy”.

Este cuerpo se describe como: “Un cuerpo marica guerrillero que empalma la crítica social y la protesta callejera”.

Breve entrevista

¿Cuál es tu visión sobre la educación popular en el contexto actual de Chile y de América Latina?

En Chile, las demandas de los movimientos estudiantiles de 2014 se quedaron sin resolver; ahora vuelven a surgir como una exigencia por la educación pública. Es interesante que se rescata ese concepto de lo público, lo estatal: la no discriminación, la educación laica…

Hay una serie de demandas, de utopías que son posibles desde los jóvenes. Una sociedad que quiere educarse, instruirse porque ve en la educación un futuro mejor.

En toda América Latina hay un orgullo al llegar a la universidad. En Chile ha ocurrido que se ve como un derecho que debe ser garantizado. Se instala a través de un movimiento social activo performático.

Y ahí yo he estado presente como el Che de los Gays, como marica libertaria porque también yo fui estudiante y tengo sobrinos que estudian. Estos derechos y estas demandas son transversales a la diversidad sexual.

Por eso los homosexuales tenemos que estar en la marcha de los trabajadores, porque también somos trabajadoras, aunque una es como la obrerita de los pobres. También somos indígenas, también somos mapuches, abortistas, feministas…

Somos todo eso; no somos sólo hombres que tienen sexo con hombres sino este conjunto de identidades. Es interesante ver cómo se ha reinstalado el tema de la educación pero no sólo pensado como la educación formal, sino también la educación popular que podemos hacer los activistas, por ejemplo a través de nuestros propios medios de comunicación.

La educación directa que podemos hacer en nuestros barrios, con nuestros pares. Yo creo mucho en la fuerza de la educación popular porque ahí hay una interrogación, un cruce de información y de saberes que muchas veces no están en las aulas.

¿Sería esta una forma de resolver el problema de la discriminación en los centros educativos? ¿Cuál crees que es el nivel de incidencia en ese aspecto?

Hemos ido avanzando, instalando el tema de la educación como un tema de interés público. El colegio junto con ser un formador es también un gran represor. Lo mejor se aprende en el colegio y también lo peor.

Efectivamente todos los que hemos pasado por los colegios y hemos sido maricas evidentes sabemos cómo es eso que ahora se llama bullying. En mi tiempo era persecución.

No apuesto por los colegios gay o trans. Porque queremos convivir; la educación no está preparada. Las instituciones no saben cómo integrar las sexualidades, los modos distintos de vivir.

Pero particularmente las sexualidades porque aún hay un terror a la sexualidad infantil o adolescente como si se aprendiera la sexualidad a los 20 años y no fuera un asunto inherente al cuerpo.

Cuando el sistema educativo reconozca el cuerpo como un integrante activo de su quehacer creo que va a haber un cambio. En este momento todavía el cuerpo se reconoce para la discriminación hacia el cojo, el gordo, el diferente, las maricas.

Según encuestas que se han hecho en Chile, más del 95% de las chicas trans abandonan el colegio a temprana edad, no porque sean tontas ni quieran dejar de estudiar sino porque el medio es tan hostil que no quieren estar ahí más. Por eso terminan viendo el trabajo sexual como su única opción.

Pero hay casos de activistas en Chile que se han organizado para acompañar los procesos de tránsito porque a veces se empiezan a dar desde edades tempranas. Entonces se aprovecha para hacer circular formación en las mismas instituciones educativas. Porque la discriminación surge de la ignorancia. Para evitarla es necesario educar.

Pero eso es función de las políticas públicas, ¿por qué lo hace el activismo y no las instituciones del Estado?

En términos políticos, en Chile creo que los gobiernos laicos civiles no han logrado tener la audacia de profundizar los cambios políticos, después de la dictadura militar sangrienta de varios años.

En este momento estamos viviendo un descrédito de los políticos, un desprestigio de la labor de la función pública. Los activistas hacemos un poco eso de volver a legitimar el ejercicio del liderazgo, de lo público.

¿En qué lugar es más conveniente y eficaz incidir en este momento?

Siempre voy buscando, una es zigzagueante. Yo hago periodismo, activismo, he pasado por muchas facetas, unas son más escandalosas que otras. Ahora me quiero dedicar al campo editorial.

El che de los gays
Víctor Hugo Robles, también conocido como El Ché de los Gays. / Archivo particular

Fundamos una editorial de la diversidad sexual en Chile, la primera, se llama Siempreviva ediciones. Vamos a lanzar el primer título que es un resumen autobiográfico político y social de mi trayectoria como loca política.

Se llama El Diario del Che gay en Chile: es un compilado de entrevistas, fotos, columnas. Como una invitación a que todas escribamos nuestras historias.

Creo que las historias de homosexuales, lesbianas y transgeneristas están llenas, no sólo de discriminación y prejuicios sino también de mucha valentía y eso hay que escribirlo para dejarlo como una memoria histórica de las luchas para las locas chicas que a veces creen que llegaron y el mundo ya estaba construido con cierta tolerancia.

Hasta siempre

Después de unos minutos seguimos con la apretada agenda de este encuentro que nos permitió ver las muchas facetas del activismo, el arte y la cultura en los pueblos de América Latina. Gracias a la organización por permitir encontrarnos.

Espero que haya otras ocasiones como esta y también espero que pronto veamos en varias vitrinas de nuestras ciudades el Diario del Che Gay…

El Che de los Gays – Documental from Drunk Sincerity on Vimeo.

Enlaces relacionados: 

El impacto del caso Karen Atala
El bullying por homofobia debe salir del clóset
Diferentes formas de ser transgénero
“Era mejor cuando a todas nos decían maricas”

Comentarios

Comentarios

Powered by Facebook Comments